Cómo enfrentar riesgos en las Olimpiadas

Los Juegos Olímpicos podrían amenazar a muchas empresas que tienen presencia en China; Marsh, la empresa contratada para este tipo de eventos, diseñó todo un plan de contingencia.
Pekín 2008 sería olimpiada más cara de la historia. (Archivo
Enrique Duarte Rionda
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Qué pasaría si alguna amenaza en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 llegara a materializarse, como un atentado o un accidente totalmente inesperado? ¿Cuál sería el efecto para las empresas?

Marsh, la empresa dedicada a la evaluación de todos los riesgos de las Olimpiadas, asegura que las pérdidas por una cancelación serían de miles de millones de dólares, pero sabe qué hacer y cómo actuar en todos los problemas que pudieran presentarse.

La firma ganó el concurso en 2005, de entre 8 negocios consultoras, para asesorar al Comité Olímpico Internacional (COI) en análisis, prevención y manejo de cualquier tipo de riesgo.

“Todo esto se tiene que definir con mucha precisión conociendo cómo están los flujos, la inversión de esos dineros y eventualmente el tratamiento que se le tiene que dar”, precisó en entrevista el director gerente de Marsh en México, Julio Ricaud.

El representante de la firma aseguró que los riesgos financieros que prevén en las Olimpiadas se evalúan en función de la frecuencia que se van a presentar y el impacto económico que pudieran llegar a tener.

Los diferentes pasos que se llevan a cabo para la identificación de los riesgos, en un evento de esta magnitud internacional son identificación y evaluación de riesgos, análisis de prevención y planeación y una vez detallados, búsqueda de solución a todos estos riesgos (sugerencias).

“En función de eso se les da un tratamiento se habla con los financieros buscando la manera de mitigar (sugerir soluciones) para minimizar esos riesgos”, dijo.

Ricaud aseguró que algunos de esos riesgos se van a poder transferir a una compañía de seguros, en otras ocasiones se resolverá por la vía contractual y en última instancia tendrás que abrir un fondo para solventar cualquier tipo de eventualidad.

“Acompañamos a nuestros clientes en el manejo de la reclamación como tal, se les asesora en cómo debe presentarse la reclamación en las compañías aseguradoras y la cuantificación de la pérdida”, dijo.

“Ellos nos dicen (las empresarios) cuáles son sus inquietudes, qué es lo que te quita el sueño; si llega a haber una devaluación pues qué estás haciendo, yo te digo cuáles son los riesgos y cómo poder solucionarlos”, indicó.

El experto mencionó que en caso de que se materializara un riesgo, tienen previsto la entrada de una serie de especialistas en administración de crisis, ellos saben cómo actuar y qué plan desarrollar en cualquier tipo de contingencia.

“Conoces los riesgos, sabes cuáles se van a presentar todos los días, cuáles se pueden llegar a materializar y que pueden tener un efecto contundente, todo eso lo dejas previsto, capacitas a todos los involucrados”, precisó Ricaud.

Según Ricaud, un ejemplo de prevenir y asegurar bienes materiales es China ya que el mercado de seguros ha crecido de forma inusual, “como todo lo que ocurre en ese país”; medido como porcentaje del PIB, el seguro en esa nación representa el 2.9%, de los cuales el 1% es seguros de daños físicos y el 1.9% seguro de personas.

Los principales riesgos que se podrían presentar son todos aquellos fenómenos naturales como explosión de volcanes, precipitaciones fluviales, temblores (como el presentado en la provincia de Sichuan con pérdidas de cerca de 20,000 millones de dólares); o pueden presentarse problemas como amenazas terroristas, secuestros de atletas, cancelación de toda una delegación en los Olímpicos, etc.

“Hay que darles un tratamiento muy específico y además no vas a darle una solución a través del seguro, tú tienes que considerar el riesgo, medirlo y sugerir una serie de alternativas”, señaló Ricaud.

Marsh Brockman y Schuh es una unidad de Marsh & McLennan Companies (MMC), cuenta con 26,000 empleados que prestan servicios de análisis, asesoramiento y capacidad transaccional a clientes en más de 100 países.

Su trabajo es negociar con las aseguradoras y afianzadoras en todo el mundo, identificando riesgos asegurables y no asegurables con una metodología y tecnología, que facilita a las empresas la continuidad de su negocio, en cualquier situación de incertidumbre.

Ahora ve
No te pierdas