Buffett, indeciso con venta de Anheuser

El segundo mayor accionista de la firma dijo que no ha tomado una decisión sobre su venta a InB por su parte, SABMiller dijo que podría salir ganando por una fusión entre Anheuser e InBev.
Warren Buffett es el segundo mayor accionista de Anheuser, c
NUEVA YORK/LONDRES (CNN) -

El multimillonario Warren Buffett dijo el miércoles al canal de televisión CNBC que todavía no había tomado una posición en la oferta de compra por 46,300 millones de dólares que presentó la cervecera InBev por su rival estadounidense Anheuser-Busch Cos Inc.

Buffett es el segundo mayor accionista de Anheuser, con una participación del 5%.

Cuando CNBC le preguntó si estaba o no en conversaciones con la gerencia de Anheuser o InBev, Buffett respondió: "No he hablado con nadie. Pienso que es un deporte interesante para ver por el momento. Aún no he hablado con nadie".

SABMiller debe moverse

La oferta del gigante belga InBev por su rival estadounidense Anheuser-Busch para crear la mayor cervecería del mundo debiera presionar a la actual líder del mercado, SABMiller, a buscar acuerdos con las mexicanas Modelo o FEMSA, la norteamericana Molson Coors o la australiana Foster.

Algunos analistas creen que la oferta de InBev movilizará a SABMiller, con base en Londres.

Pero dado que muchos potenciales candidatos son controlados por familias o fideicomisos, puede que el fabricante de las cervezas Miller Lite, Peroni y Grolsch tarde en reaccionar.

Gran parte de las miradas apuntan a las cervecerías mexicanas y se habla de que las líderes mundiales ya están sondeando a las dos grandes empresas del rubro en el país latinoamericano, Modelo y FEMSA.

Anheuser posee un 50.2% de Modelo, productor de la popular cerveza Corona, pero no tiene el control gerencial, por lo que el futuro de la compañía es un tema dentro de la batalla Anheuser-InBev.

Mientras que FEMSA, que fabrica la marca Sol, sería un blanco predilecto si los fideicomisos que la controlan deciden venderla.

"FEMSA es la chica mas linda de la fiesta y lo sabe. Y, cuando te sientes especialmente linda, es más fácil decirle 'sí' al muchacho más apuesto de la fiesta. En este momento, creemos que ese sería SABMiller", comentó Tom Pirko, presidente de Bevmark, una firma de asesoría con base en California.

Modelo, la séptima mayor cervecería del mundo, ha mantenido un diálogo informal con Anheuser, InBev y SABMiller para explorar opciones, dijeron fuentes familiarizadas con la situación.

Sin embargo, los analistas creen que la cervecera, controlada por la familia Fernández, quiere permanecer independiente.

La tensa relación entre Modelo y Anheuser vuelve improbable un acuerdo entre ambas, así que la mayoría de los analistas ven a Modelo feliz de cambiar a la estadounidense por InBev, fabricante de Stella Artois y Beck, en el caso de que la belga logre adquirir a la dueña de Budweiser.

"Claramente, Modelo está analizando sus opciones, pero creemos que quiere seguir independiente", dijo un analista londinense.

FEMSA, la segunda cervecería más grande de México y la décima del mundo, también tiene operaciones en Estados Unidos y Brasil, y es una pieza atractiva para las grandes del mercado mundial. Pero un fideicomiso controla un 75% de sus importantes acciones clase B.

"FEMSA sería una buena pareja para SABMiller, pero es muy conservadora y no es seguro que el fideicomiso quiera venderla", comentó el analista de Londres.

FEMSA controla un 40% del creciente mercado cervecero de México. Además, adquirió en el 2006 a Kaiser, la tercera cervecería más grande de Brasil, y exporta sus productos a Estados Unidos mediante un acuerdo con Heineken de 12 años, hasta el 2017.

Por otro lado, FEMSA es la mayor embotelladora de Coca-Cola en América Latina, mientras que SABMiller también es embotelladora de Coca-Cola.

SABMiller dice que no siente ninguna presión por llegar a un acuerdo, dado que una fusión InBev-Anheuser no incrementaría el escenario competitivo en ninguna región. Incluso, dice, podría salir ganando de un acuerdo entre sus rivales, que podría llevar a grandes reducciones de costos.

"Esto no sería una desventaja en modo alguno fuera de Estados Unidos y, en todo caso, podría ser positivo para nuestro nuevo emprendimiento conjunto en Estados Unidos", aseguró un portavoz de SABMiller.

El emprendimiento de SABMiller y Molson Coors en Estados Unidos, que comienza el lunes, le dará a su división MillerCoors una porción del 30% del mercado cervecero estadounidense y elevará la competencia para Anheuser, que tiene una participación del 48%.

Además, la sociedad SABMiller-Molson llegaría en un momento en que el negocio cervecero de Budweiser está en problemas.

En todo caso, no sería inminente una adquisición total de Molson Coors, dado que las familias Molson y Coors todavía tienen el control y es improbable que quieran cederlo poco después de su gran acuerdo con SABMiller, dijeron analistas.

SABMiller fracasó en el 2005 en su intento por llegar a un acuerdo con Molson antes de que se uniera con Coors. Y al parecer, hay pocos indicios de que las familias aprueben una operación que le dé a SABMiller casi la mitad del mercado cervecero de Canadá, con Molson, y un 20% de Gran Bretaña, con Coors.

El otro actor al que SABMiller podría acercarse es la australiana Foster. Este mes, el presidente ejecutivo de la cervecería oceánica renunció tras una advertencia de ganancias y el anuncio de una revisión de su negocio de vinos.

Analistas suponen que si el grupo separa la unidad de cervezas de Australia, sería atractivo para SABMiller, ya que Foster controla un 50% de ese mercado y la firma británica anunció hace poco sus intenciones de crecer allí, donde está asociada a una embotelladora local de Coca-Cola.

Ahora ve
No te pierdas