Nissan se prepara para lo peor en EU

El presidente de la firma dijo que las ventas caerían por los altos costos del combustible; consideró que la automotriz podría subir sus precios para contrarrestar el alza de precio del a
Carlos Ghosn dijo que la firma tomará medidas para afrontar
YOKOHAMA, Japón (CNN) -

El presidente ejecutivo de Nissan Motor Co, Carlos Ghosn, dijo que las ventas de autos podrían caer en Estados Unidos muy por debajo de los 15 millones de vehículos debido a que los altos precios de los combustibles y una lenta economía han minado la demanda.

Además, el ejecutivo advirtió sobre nuevas presiones para aumentar los precios por parte de las siderúrgicas.

Ghosn también señaló que el tercer mayor fabricante de automóviles de Japón eventualmente podría elevar el precio de los autos en el país, tal como ya lo ha hecho en Europa, Estados Unidos y en la mayoría de los mercados restantes, para contrarrestar un alza de las materias primas como el acero.

La débil demanda estadounidense es otra gran preocupación para los fabricantes de autos.

Las ventas de la industria están en un ritmo que las hará caer por debajo de los 15 millones de autos durante este año, lejos de los 16.15 millones del 2007, debido al creciento rechazo de los estadounidenses por las camionetas y los vehículos deportivos utilitarios, dijo Ghosn.

"Nos estamos preparando para lo peor, y lo peor probablemente es un mercado que puede estar bastante por debajo de los 15 millones", dijo Ghosn en una conferencia de prensa tras su reunión anual con accionistas.

Toyota Motor Corp, el mayor fabricante mundial de vehículos, volvió a advertir el martes que no cumpliría con su meta de ventas en Estados Unidos, en medio de una débil demanda de camionetas y de los deportivos utilitarios.

Sin embargo, Ghosn aclaró que Nissan estaba bien parada para tomar ventajas de un cambio en el mercado hacia los sedanes y los modelos de bajo consumo de combustible. La firma ha estado produciendo tantos sedanes Maxima y subcompactos Versa como ha sido posible para mantenerse al nivel de la demanda, dijo.

"Tienes una situación muy diferente entre las camionetas, los vehículos deportivos utilitarios y los autos de pasajeros. No es que todo el mercado vaya a venirse abajo", explicó Ghosn, que también es presidente ejecutivo de Renault, un importante accionista de Nissan.

Ahora ve
No te pierdas