GM, Ford y Toyota 'tropiezan' en EU

Las tres principales armadoras del mundo registraron fuertes bajas en sus ventas de junio; la debilidad en EU y los altos precios de energéticos ha dañado las finanzas de las automotrice
Las tres principales armadoras automotrices registran fuerte
DETROIT/JACKSON (CNN) -

General Motors, Toyota y Ford, las tres principales armadoras de autos en el mundo registraron importantes caídas en sus ventas en Estados Unidos durante el sexto mes del 2008.

Ford Motor fue la empresa más afectada, al registrar una caída de 28% en junio, debido a una menor demanda en las camionetas y en los vehículos deportivos utilitarios.

Los ventas disminuyeron a 174,091 unidades, desde las 242,029 unidades en el mismo mes del año anterior, considerando el total de las marcas de la automotriz.

Las ventas de autos de marca Ford, Lincoln y Mercury se redujeron 12.1%, las de todo terreno cayeron 17.8%, las de SUV bajaron 54.7, y las de camionetas y van se hundieron un 37.8%, informó la empresa.

La japonesa Toyota tuvo un descenso de 11.5%, ya que sólo pudo colocar 193,234 unidades en el territorio estadounidense.

General Motors informó una caída de 8.3%, sobre una base ajustada, lo que fue un resultado mejor a lo esperado.

GM vendió 265,937 vehículos en el mes pasado, una reducción del 18.5% antes de ajustar el resultado por los tres días menos de ventas en junio de este año frente al mismo mes del 2007.

Impulsadas por una venta de fin de mes y un financiamiento al 0%, las ventas de GM en junio fueron lo suficientemente altas como para seguir como líder en Estados Unidos, por delante de la japonesa Toyota Motor.

Las acciones de GM tocaron un mínimo de 54 años la jornada del lunes.

La Casa Blanca está preocupada

La Casa Blanca dijo que un periodo de lento crecimiento en la economía de Estados Unidos estaba presentando dificultades para la industria automotriz.

"Es un momento difícil para las automotrices", dijo a los periodistas el portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto, durante un viaje a Mississippi a bordo del Air Force One. "Estamos atravesando un período de lento crecimiento, y esto siempre tendrá un impacto sobre los sectores importantes", agregó.

Los altos precios del combustible han dañado el mercado para los camiones y los vehículos de consumo intensivo de gasolina, llevando a muchos consumidores a cambiarse a autos que consuman menos.

"Eso significa que las automotrices están atravesando una verdadera transición. Están cambiando su flota de vehículos para tratar de responder a las intenciones de los consumidores", dijo Fratto.

"Por lo que no hay duda de que es un momento difícil, no sólo para las automotrices estadounidenses, también los fabricantes extranjeros de autos en de Estados Unidos están experimentando algunos de los mismos desafíos", añadió.

Ahora ve
No te pierdas