InBev no se rinde, quiere a Anheuser

La cervecera belga buscará remover al directorio de su rival estadounidense para poder comprarl InBev quiere que accionistas puedan participar directamente en la oferta por Anheuser.
Carlos Brito, presidente de InBev, busca validar la oferta p
BRUSELAS (CNN) -

La cervecera belga-brasileña InBev informó este lunes que buscará remover y reemplazar al directorio de su rival estadounidense Anheuser-Busch Cos Inc para garantizar que podrá adquirirla por 46,300 millones de dólares.

La compañía que emitirá el lunes un pedido de declaración de consentimiento a la Comisión de Valores de Estados Unidos con el objetivo de remover a cada miembro de la junta de directores de Anheuser-Busch.

InBev, la segunda mayor cervecera del mundo por volumen de producción, señaló que pretende brindar a los accionistas la oportunidad de participar directamente en la discusiones acerca de su oferta de compra de Anheuser-Busch.

La firma belga-brasileña dijo que Anheuser-Busch dejó en claro que ocho directores elegidos después del 2006, que constituyen una mayoría, pueden ser reemplazados sin motivos por la mitad más uno de los accionistas.

InBev, dueña de las marcas Stella Artois y Brahma, indicó que el mes pasado presentó cargos judiciales para confirmar que los accionistas pueden remover a los 13 miembros del directorio.

La compañía también anunció que los directores que propuso, entres los que estaría Adolphus Busch IV, tío del actual presidente ejecutivo de Anheuser-Busch y uno de los que apoyan la apuesta de InBev.

Una portavoz comentó que InBev había buscado directores que puedan ejercer un juicio independiente y actuar en los mejores intereses de los accionistas de Anheuser-Busch.

El 11 de junio, InBev propuso adquirir a su rival por 65 dólares por título, lo que implica una prima de 18% sobre el precio récord de los papeles de Anheuser-Busch, de octubre del 2002.

El fabricante de las marcas Budweiser y Michelob rechazó la propuesta el mes pasado.

Al mismo tiempo, Anheuser-Busch desplegó un plan para recortar 1,000 millones de dólares en costos y mejorar las utilidades en un esfuerzo por persuadir a los inversionistas de que la insinuación de InBev era muy baja.

EL presidente ejecutivo de InBev, Carlos Brito, respondió a ambos puntos en un comunicado del lunes.

"Creemos que nuestra oferta firme de 65 dólares por acción refleja el valor justo y absoluto de Anheuser-Busch y es una propuesta atractiva para los accionistas", dijo.

Brito también señaló que el plan anunciado por Anheuser-Busch "supone significativos riesgos de ejecución y no logra encargarse de desafíos esenciales de la competencia que enfrenta la compañía en una industria cada vez más global".

InBev dijo que no podía estimar cuánto tiempo tomará la renovación del directorio.

Ahora ve
No te pierdas