Sinaloa quiere empresas ecoamigables

Una fundación del estado ofrece financiamiento a las firmas que adopten esquemas ecológicos; convenció al gobierno local de incrementar de 40 a 70% el tratamiento de aguas residuales.
La agricultura genera 15% del PIB y es el principal frente d
Sara Carrillo Reid

La premisa es convertir a Sinaloa en una región sustentable. Y los principales frentes son la agricultura (15% del PIB estatal) y el turismo (10.4%). Bajo esa premisa surge Sinaloa Ecoregión. “No es una iniciativa ecológica”, señala Alejandro Sánchez, presidente honorario de la fundación. “Queremos reconvertir a las empresas hacia un esquema que agregue valor social, ambiental y económico al estado”, explica.

Fundación Sinaloa ofrece programas de ayuda (hasta por 100,000 pesos) y de financiamiento a las empresas que se conviertan a esquemas de producción sustentables. Por ahora, sus proyectos más ambiciosos son la Costa del Golf (protección de manglares) y conseguir la Bandera Verde para las playas de Mazatlán.

Algo se ha avanzado, comenta Sánchez: se consiguió la inocuidad de 95% de las hortalizas, según los estándares de la FDA en EU; están en marcha 30 proyectos de turismo sustentable para reciclar materiales y disminuir el consumo de agua y energía; por si fuera poco, 70 de los 230 talleres mecánicos locales ya acopian aceite de motor, en vez de tirarlo al drenaje, para que se lleve a los hornos de Cemex o Apasco.

La fundación convenció al gobierno de incrementar el tratamiento de aguas (que antes se iban al mar) de 40 a 70%; y de que gestionara ante la CFE que en su planta local cambie el uso de combustóleo por gas natural.

En el Valle de la Elota, al sur de Sinaloa, se produce 30% del pepino que se consume en EU, la fundación logró que 25% de los horticultores se unan para moderar el uso de agroquímicos y tener técnicas de labranza de conservación. Para Sánchez, el avance es poco para la meta planteada: que todo Sinaloa sea sustentable.

Ahora ve
No te pierdas