Lunes, día decisivo de Freddie y Fannie

El Tesoro de EU podría realizar una inyección de capital en hipotecarias para calmar a los merc otras opciones podrían ser una línea de crédito o comprar una parte accionaria de las empresas
La Casa Blanca dijo que las hipotecarias no han aprovechado
WASHINGTON (CNN) -

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos podría el domingo anunciar medidas para apuntalar la confianza en las atribuladas financieras hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, según fuentes y reportes de prensa, que podrían incluir la compra de participaciones accionarias si es necesario.

Según el plan que está siendo diseñado, el Tesoro podría hacer una inyección de capital en las firmas hipotecarias, en caso de que sea requerida, dijeron fuentes cercanas al tema. El Departamento declinó hacer comentarios.

El diario Wall Street Journal, citando a fuentes, publicó que el Tesoro discutiría líneas de crédito para Fannie Mae y Freddie Mac en el comunicado esperado para el domingo. A su vez, la Reserva Federal, en una declaración separada, podría decir que tendrá un rol consultivo en ambas empresas.

Esto, antes de una esperada venta de deuda de Freddie Mac el lunes, que probablemente será una prueba clave de la confianza de los inversores.

Una fuente familiar con la materia dijo que el domingo el Tesoro emitiría una declaración, posiblemente antes de que los agitados mercados financieros comiencen las operaciones de la semana en el Lejano Oriente. El Departamento del Tesoro declinó realizar comentarios.

El Gobierno de Estados Unidos está esbozando un plan de combate para impedir cualquier pérdida de confianza adicional en una caída de las financieras privadas, pero patrocinadas por el Estado, que entre ambas poseen o garantizan casi la mitad de los 12 billones de dólares en deuda hipotecaria del país.

Fannie Mae y Freddie Mac compran hipotecas de prestamistas y las empacan en títulos garantizados que se venden en todo el mundo, con lo cual pueden proveer de más fondos para mantener lubricados a los mercados hipotecarios.

Ambas compañías juegan un papel vital en el mercado de la vivienda de Estados Unidos, que experimentando su peor crisis desde la Gran Depresión de la década de los años '30.

El Departamento del Tesoro y la Reserva Federal están trabajando para asegurar que los problemas de ambas no pongan aún más tensionado de lo que ya está.

Muchos temen que si estas financieras caen, los golpeados mercados financieros mundiales de trastornen aún más y se desate una profunda recesión en Estados Unidos, que produciría escalofríos a la economía del resto del mundo.

Durante el fin de semana, el Departamento del Tesoro estuvo trabajando con el teléfono para medir el apetito por la planeada subasta de Freddie de 3.000 millones de dólares en bonos de 3 y 6 meses, según el Washington Post.

La venta, de serie regular, será un barómetro crucial de la demanda, lo que podría intensificar la presión sobre la compañía y los mercados, si le va mal.

Un gran inversor dijo que no habría problemas en colocar el papel. El vicepresidente de Loomis Sayles, Dan Fuss, dijo que había estado comprando papeles de Fannie y Freddie en los últimos días porque representan un "valor sobresaliente".

Las acciones de la compañía se han hundido recientemente por temores a que no tengan capital para cubrir las crecientes pérdidas del complicado mercado de la vivienda de Estados Unidos.

Si los precios de la deuda y las acciones -que hoy cuestan una fracción de lo que estaban hace un año- siguen en caída libre, el Tesoro y la Reserva Federal estarán bajo intensa presión para intervenir y ayudarlos.

El viernes, la deuda de Freddie Mac y la rival Fannie Mae se disparó en su mayor alza diaria de la historia, en medio de especulaciones de que cualquier adquisición del Gobierno haría a los bonos tan seguros como los del Tesoro de Estados Unidos.

El Secretario del Tesoro, Henry Paulson, señaló el viernes sin embargo, que un rescate no era inminente y dijo que el foco principal era apoyarlas "en su forma actual".

Ahora ve
No te pierdas