InBev deberá convencer a sindicatos

Los líderes sindicales han expresado su molestia por la adquisición de la cervecera estadounide a través de Internet han llamado a bloquear la compra de la emblemática empresa por la firma be
La operación creará la cervecera más grande del mundo. (Arch
NUEVA YORK (Notimex) -

La cervecera belga InBev, que compró la estadounidense Anheuser-Busch por 52 mil millones de dólares, deberá ahora convencer a los líderes sindicales y a clase política de St Louis, Missouri, de las bondades de esta combinación.

En algunos sectores no ha sentado nada bien que esta emblemática compañía estadounidense caiga en manos de una empresa extranjera y con ello terminen 156 años de su independencia como empresa.

Las peticiones para que Anheuser-Busch -fabricante entre otras marcas de Budweiser- no fuera vendida llegaron inclusive por Internet, con una Web (savebudweiser.com) en la que simpatizantes recogieron firmas como medida de presión.

Pero tras semanas de enfrentamiento, la compañía belga InBev consiguió hacerse con la estadounidense Anheuser-Busch tras aumentar su oferta de compra. El precio supone 70 dólares por acción, cinco dólares más que los ofrecidos inicialmente.

InBev, con etiquetas como Stella Artois, Beck´s o Bass, se convertirá así en la cervecera más grande del mundo por volumen de ventas, superando a la británica SABMiller.

La nueva compañía –que se llamará Anheuser Busch InBev- sumará 36 mil millones en ventas anuales. El director ejecutivo de la belga, Carlos Brito, pasará a ser el nuevo CEO de la misma, al frente de una junta directiva que tendrá algún miembro de la familia Busch.

Las negociaciones para la adquisición estuvieron apoyadas por algunos de los mayores accionistas de Anheuser, incluido el multimillonario Warren Buffet, el segundo de ellos con un 5.0% del capital.

Lo que no está claro es el futuro del grupo mexicano Modelo, del que Anheuser posee casi el 50%.

En un comunicado, Modelo señaló que no ha decidido aún si quiere seguir ahora como parte de InBev, con la que ha estado en conversaciones estos días para valorar sus opciones.

InBev señaló que esta operación será "neutral" de cara a los beneficios de 2009. La compañía espera ahorrar costos de 1.5 mil millones de dólares anuales a partir de 2010. También ha indicado que no tiene previsto cerrar ninguna factoría de Anheuser.

Los 70 dólares ofrecidos son 11 veces más que las previsiones de ganancias (antes de intereses, impuestos y amortizaciones) de la estadounidense para 2009.

"La combinación creará una compañía más fuerte y más competitiva a nivel global con una cartera de marcas y una red de distribución imbatibles, con enorme potencial de crecimiento en todo el mundo", señaló Brito en un comunicado.

Ahora ve
No te pierdas