Tarifas aéreas subirán 15% más

Terminaron los bajos precios de los últimos dos años advirtieron las autoridades reguladoras; Aeronáutica Civil prevé que en septiembre bajará sus alas la primera aerolínea.
Mexicana de Aviación continuará con sus operaciones con norm
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La temporada de bajos precios en las líneas aéreas terminó, debido a que en las próximas semanas reflejarán mejor los altos costos del combustible en las tarifas aéreas, estimó la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

La dependencia dijo que ha autorizado la mayor parte de los cobros posibles que las aerolíneas pueden hacer a sus pasajeros para mitigar el alza en los combustibles, sin embargo depende de la estrategia comercial y operativa de cada compañía el aplicarlos.

“El impacto del precio del combustible se reflejará en un aumentó del 15% en las tarifas, si el petróleo sube a 200 dólares, las tarifas subirán 20%”, dijo en entrevista Gilberto López Meyer, titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

Los precios de la turbosina subieron 82% en los últimos 12 meses y representan hasta el 40% del costo de la transportación aérea.

Sin embargo la competencia ha impedido que las tarifas aumenten en esa proporción, por lo que registran una subida de 16.49% en un año, según el índice que publica el Banco de México.

Al considerar irracional que en el corto o mediano plazo no se reflejen los altos costos de operación, López Meyer considero que pese a todo tampoco regresarán las altas tarifas que veíamos en el mercado antes de la llegada de las aerolíneas de bajo costo que provocaron una reducción de 40% en el precio de los boletos en poco más de dos años.

Las compañías aéreas tienen autorizado realizar cargos extra por combustible o por segunda maleta.

Sin embargo, la autoridad reguladora de la aviación comercial ha registrado en el último mes que prácticamente todas las aerolíneas han disminuido la oferta de asientos, con aviones en tierra; han reducido o cancelado frecuencias y rutas; y demorando o cancelando pedidos de aviones.

“Eso está reduciendo sensiblemente la oferta en el mercado, y esto es muy importante porque si se continúa pudiera prevenir la quiebra de las empresas”, dijo López Meyer.

La dependencia destaca que actualmente todas las compañías aéreas en México están perdiendo, por ello intensifica la vigilancia en los parámetros de seguridad.

 Una golondrina no hace…verano

“En términos generales el verano ha empezado mejor de los que esperábamos”, dijo la autoridad aeronáutica, al destacar que se espera un flujo estable de visitantes estadounidenses y un incremento de europeos y canadienses.

“Esperamos un buen verano, pero mientras siga sin control el tema del combustible las empresas, por muy buenas temporadas que tengan, todos esos beneficios tienden a neutralizarse”, dijo Javier Christlieb, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) que agrupa a las mayores aerolíneas comerciales.

 En septiembre, el fantasma de la quiebra

“En una situación como esta pudiera ser el momento en que veamos los primeros descalabros de algunas empresas”, advirtió López Meyer.

En ese mes las aerolíneas reducen sus operaciones por una baja demanda, a tal grado, que es llamado en la industria “septihambre”, por lo que varias de las compañías dejan en tierra sus aviones para iniciar los planes de mantenimiento.

La combinación de menores ingresos y mayores gastos por mantenimiento presionará y pondrá en jaque a las aerolíneas.

 ¿Subsidio?

La Secretaría de Hacienda, encargada de determinar la política de precios de combustibles, descartó cualquier tipo de subsidio a la turbosina, sin embargo reconsideró aspectos técnicos y metodológicos que acarrearán ahorros para las aerolíneas por unos 150 millones de pesos (mdp) anuales, un pequeño consuelo en los gastos por combustibles que superan los 40,000 mdp al año.

Ahora ve
No te pierdas