La recesión 'derrite' al chocolate

Rocky Mountain dijo que la distribución en EU es costosa y subió aún más por el alza de combust el aumento de precio del caco importado y la debilidad del dólar afectan su comercialización.
El chocolate comienza a sentir el pellizco de un crecimiento  (Foto: )
DURANGO, EU (CNN) -

El chocolate podría ser un consuelo en momentos difíciles, pero incluso este lujo accesible está comenzando a sentir el pellizco de un crecimiento económico desacelerado en Estados Unidos.

"El chocolate tiende a ser un negocio a prueba de recesión, pero no estamos inmunes a los consumidores", dijo Bryan Merryman, jefe de operaciones de Rocky Mountain Chocolate Factory Inc, con 292 tiendas en Estados Unidos y 38 en Canadá.

El chocolate podría ser un buen barómetro de la forma en que muchas de las empresas de Estados Unidos se sientan acerca del actual clima económico.

Está hecho con cacao importado, cuyo precio en los mercados mundiales ha aumentado mientras que el dólar se ha debilitado.

Es costosa su distribución, y esos costos han subido con el incremento del precio de los combustibles. Y es puramente, un producto vendido a los consumidores que sienten el dolor precisamente de las mismas presiones.

Todo esto se suma a un simple y moderado veredicto sobre el verdadero estado de la economía de Estados Unidos.

"Entramos en recesión -no me importa como el Gobierno la denomine- en nuestro cuarto trimestre", dijo Merryman esta semana a los directores y el personal del Banco de la Reserva Federal de Kansas City durante una visita a la fábrica de chocolate situada al costado de una montaña de Durango, popular centro de recreo de esquí en el estado de Colorado.

La economía de Estados Unidos, técnicamente hablando, no ha sufrido aún dos trimestres consecutivos de contracción, que es la tradicional marca de una recesión. Pero se enfrenta a fuertes vientos en contra debido a la debilidad del mercado inmobiliario y los altos costos de la energía y los alimentos, y puede aún dar un traspié.

Las ventas minoristas de Estados Unidos aumentaron sólo un decepcionante 0.1% en junio, a pesar de los miles de millones de dólares de reembolsos de impuestos desviados a las familias en un paquete de estímulo de emergencia del Gobierno para apuntalar el crecimiento.

Fue una señal preocupante que el hasta ahora leal consumidor estaba dudando en gastar. El sector de servicios representa aproximadamente un 80% de la economía de Estados Unidos y una seria desaceleración en el consumo sería un duro peso para restarle importancia.

Un motor vital del gasto del consumidor es el nivel de empleo. Pero como las empresas están despidiendo personal para proteger los márgenes de ganancias contra los crecientes costos de inversión, el desempleo en Estados Unidos ha escalado a un 5.5% y muchos creen seguirá subiendo.

Siendo una operación con franquicia que obtiene regalías de las ventas minoristas, Merryman dijo que Rocky Mountain Chocolate está peleando para pasar los altos costos a su red de franquicias.

Como resultado, el fabricante de chocolate redujo su nómina a 165 desde 220 hace un año; un duro golpe a la comunidad local donde Rocky Mountain es un empleador importante.

Ahora ve
No te pierdas