Petroleras se preparan ante Dolly

Las productoras que operan en el Golfo de México monitorean el fenómeno meteorológico; Shell evacuó a algunos trabajadores, aunque no se han producido afectaciones en su producción.
HOUSTON (CNN) -

Las productoras de petróleo costa afuera del Golfo de México se preparaban el lunes para el primer temporal del 2008, aunque parecía improbable que la tormenta tropical Dolly asestara un duro golpe a la producción estadounidense de petróleo y gas natural.

Sin embargo, los mercados de petróleo reaccionaron con nerviosismo a las noticias de que Shell Oil Co había comenzado a evacuar trabajadores de las plataformas de la zona oeste del Golfo de México.

Los futuros de crudo estadounidense subieron el lunes más temprano 3 dólares, a más de 132 dólares por barril, y cerraron con un alza preliminar de 2.16 dólares, a 131.04 dólares.

La tormenta, con vientos sostenidos de 85 kilómetros por hora (kph), surgió de la Península de Yucatán sobre las aguas cálidas del Golfo de México, y podría alcanzar el martes fuerza de huracán.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emitió un aviso de huracán para la costa sur de Texas, un área que incluye Corpus Christi, un importante centro de refinación.

Se pronosticó que Dolly tocará tierra en Texas el miércoles justo encima de la frontera mexicana cerca de Brownsville, muy lejos de las sensibles plataformas de perforación y producción costa afuera.

La petrolera estatal mexicana, Pemex, dijo que es improbable que su producción se vea afectada.

La Administración de Información de Energía (EIA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos precisó que si la tormenta mantiene su actual trayectoria probablemente no afecte las áreas productoras de petróleo, pero que podría amenazar algunas refinerías costeras más adelante en la semana.

"Parece que los yacimientos y plataformas costa afuera no están en ese área (de la trayectoria de Dolly)", dijo a Reuters el analista Neil Gamson de la EIA. De acuerdo al Servicio de Administración de Minerales de Estados Unidos, hasta ahora no ha sido interrumpida producción costa afuera.

Alrededor de un cuarto de los suministros de petróleo de Estados unidos y de un 15% de los suministros de gas natural provienen del Golfo de México.

Hasta ahora, parece que la industria petrolera de Estados Unidos evitará el espectro de la fatal temporada del 2005 cuando los huracanes Katrina y Rita azotaron el corazón de la región productora de petróleo del país norteamericano.

Tales tormentas interrumpieron temporalmente un cuarto del bombeo de crudo y combustible de Estados Unidos, derribaron plataformas costa afuera, inundaron refinerías costeras e impulsaron a los precios de la energía a máximos históricos.

Los operadores del Golfo de México esta vez no quieren correr riesgos.

Exxon Mobil informó que se estaba preparando para el mal clima en sus operaciones del Golfo de México y el sur de Texas.

Otras compañías de petróleo y gas natural, incluyendo a las gigantes BP Plc, ConocoPhillips, Chevron Corp, Marathon Oil Corp y Petrobras informaron que estaban controlando el progreso de la tormenta.

La tormenta podría cortar el suministro eléctrico y provocar inundaciones en tres refinerías de Corpus Christi, Texas, de acuerdo a la EIA, la división de pronósticos del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Las refinadoras Valero Energy Corp, Citgo Petroleum Corp y Flint Hills Resources LP dijeron el lunes que estaban monitoreando la tormenta.

Valero y Citgo dijeron que la producción en sus refinerías de Corpus Christi no había sido suspendida o reducida debido al pronóstico.

Shell precisó que el domingo evacuó a 125 personas de plataformas y que el lunes planeaba retirar a otras 60 del Golfo de México, pero destacó que su producción no estaba afectada.

El Gobierno mexicano ha emitido un aviso de huracán desde Río San Fernando, México, hasta la frontera estadounidense. Un aviso significa que es posible que un huracán pase por esas áreas.

Ahora ve
No te pierdas