La crisis pasa de largo en las pantallas

Pese a la desaceleración, la venta de pantallas de televisión subió 17% en la primera mitad del las pantallas LCD representan casi el 50% del mercado mexicano y desplazan al cinescopio.
Los fabricantes de televisores se pelean un mercado de 2,200
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Quién dice que un bajo crecimiento no representa una oportunidad para aumentar ventas.

La comercialización de pantallas de televisión en México aumentó 17% en el primer semestre del año, mientras la economía, con signos de desaceleración, creció menos de 3%.

De enero a junio pasados se vendieron un millón 243,000 televisores, cifra mayor a los más de 1.1 millones vendidos en el mismo periodo de 2007, de las cuelas más de la mitad fueron pantallas.

“Las ventas son favorecidas por un cambio en la tecnología, un punto de quiebre en los precios”, dijo en entrevista Eduardo Velázquez Lara, director de ventas de LG Electronics de México que asegura haber logrado el primer lugar de ventas con 230,000 unidades, un crecimiento anual de alrededor de 43%.

“Se vive una transición tecnológica de este tipo de productos, el esquema de transición obviamente es aspiracional, que es apoyado por los créditos sin intereses”, dijo en entrevista Pablo Moreno, gerente de la Asociación Nacional de fabricantes de Aparatos Domésticos (ANFAD).

Las pantallas de LCD representaban el año pasado el 26% del mercado, hoy se llevan el 46% de las ventas, mientras que los televisores de cinescopio reducen su participación a 48% y las pantallas de plasma a 6%.

Los principales canales de distribución se han expandido y de ser casi exclusivos hace cuatro años de las tiendas departamentales, hoy las pantallas de televisión se comercializan en autoservicios y almacenes mayoristas de muebles que incluso como Wal-Mart han transformado sus pisos de exhibición.

“Hay un cambio en los hábitos de consumo, acercamos el financiamiento y la tecnología de un producto aspiracional”, dijo Velázquez.

El mercado mexicano de televisores se estima en más de tres millones de unidades para este año, después de que se vendieron 2.5 millones en 2007, con un valor superior a 2,200 millones de dólares.

“Sin embargo tenemos cautela para fin de año, la mayor temporada de ventas, ya que términos de clase media y media alta prácticamente hemos saturado sus créditos”, dijo Moreno.

Las grandes cadenas de distribución de televisores y enseres domésticos como Elektra, Famsa, Liverpool y Palacio de Hierro aumentaron su cartera e ingresos por el crédito entre un 6 y 15%.

Alrededor del 56% de las ventas de Liverpool se realizan con su tarjeta de crédito.

El panorama se complica cuando los fabricantes de enseres domésticos podrían aplicar un aumento a sus precios tras el incremento en costos de acero, combustibles y vidrio entre otros y después de un incremento de 6% en promedio en el primer semestre del año, según la ANFAD.

Adicionalmente la confianza del consumidor mexicano y en especial su disposición a adquirir bienes duraderos en los próximos meses se ha desplomado a su menor nivel desde 2001, año en que el INEGI inició la medición de este indicador.

Ahora ve
No te pierdas