Chávez hace adquisición forzosa a Cemex

El gobierno venezolano determinó la medida tras el fracaso de las negociaciones con la cementer Caracas prevé pagar menos de 400 millones de dólares por los activos de Cemex en ese país.
Cemex pedía 13,000 mdd por sus activos en Venezuela, según f
CARACAS (CNN) -

El gobierno venezolano decretó la adquisición forzosa de la unidad en el país de la mexicana Cemex, luego de que las partes no alcanzaran un acuerdo en medio del proceso de nacionalización de las principales cementeras del país.

El decreto, con fecha 19 de agosto, fue publicado en la Gaceta Oficial que circuló el miércoles y que precisa que la compra ordenada por el presidente Hugo Chávez alcanza a las acciones de la empresa, filiales y afiliadas, a los derechos, bienes muebles e inmuebles, maquinarias y equipos, entre otros.

El documento fue publicado un día después de que el gobierno mexicano pidiera a su similar de Caracas continuar negociando con Cemex "sobre la base de los principios de diálogo, trato no discriminatorio, concertación y apertura".

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) asumió el martes el control de Cemex, luego de que el Ejecutivo firmara el lunes sendos acuerdos con la francesa Lafarge y la suiza Holcim para su estatización, pero no con la mexicana, líder del mercado local.

"Procédase a efectuar las negociaciones y expropiaciones totales o parciales, según los casos, para la adquisición de las acciones, derechos, y demás bienes comprendidos (...) que sean necesarios para la realización de la referida obra", como se refiere a la transformación de Cemex Venezuela en empresa del Estado.

Funcionarios han dicho que el acuerdo no se alcanzó porque la empresa mexicana pedía 1,300 millones de dólares, lo que fue calificado como muy elevado por el gobierno. El ministro de Finanzas venezolano, Alí Rodríguez, dijo en la víspera que el valor no llegaba a 400 millones de dólares.

El gobierno de Caracas acordó comprar más del 80% de las acciones de las unidades locales de Lafarge y Holcim por unos 820 millones de dólares.

Chávez, defensor a ultranza del socialismo como modelo para abatir la pobreza, lanzó el año pasado una ola nacionalizadora que ha incluido a la principal telefónica, empresas eléctricas, multimillonarios proyectos petroleros y, más recientemente, a la principal siderúrgica y uno de los mayores bancos.

Ahora ve
No te pierdas