Calderón aboga por Cemex

Chávez reanudó el diálogo tras recibir una carta del presidente pidiendo prórroga para la cemen el mandatario venezolano dijo que desea un pacto cordial en las negociaciones de la próxima sem
Cemex pedía 1,300 mdd por sus activos, Venezuela ofrecía poc

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo el sábado que quiere llegar a un acuerdo amistoso con la cementera mexicana Cemex, en las negociaciones que se reanudarán la próxima semana sobre el pago por la nacionalización de su unidad en el país.

Chávez, que ha estatizado sectores estratégicos de la economía venezolana, agregó que autorizó a reactivar el diálogo con la firma, luego de que recibiera una carta del presidente de México, Felipe Calderón, en la que le pidió una prórroga para lograr un acuerdo por la estatización de la compañía mexicana.

"Ya le he respondido en los mejores términos por el tema de Cemex", dijo Chávez, en la inauguración de una planta petroquímica en el petrolero estado Zulia.

"Nos pidió el Gobierno de México que le diéramos un chance (oportunidad) más a los empresarios, a ver si nos entendemos de inmediato, le dije sí (...) vamos a dar un chance, nosotros queremos arreglar eso amistosamente como lo arreglamos con los franceses (Lafarge)", agregó.

El gobernante decidió esta semana tomar el control de las operaciones de Cemex en Venezuela y decretó su expropiación, luego de no lograr un acuerdo con la compañía para su estatización.

"Con respeto, todo se puede. Desde aquí le mando un saludo al presidente de México, ahora usted sabe señor presidente que yo defiendo en primer lugar los intereses de mi patria", agregó Chávez.

El mandatario venezolano acusó nuevamente a la compañía de evadir impuestos, contaminar el medio ambiente y de explotar a trabajadores, al tiempo que calificó a la firma de "prepotente" en las reuniones con el Gobierno por la nacionalización.

El vicepresidente venezolano, Ramón Carrizales, anunció en la víspera que la ley permite una prórroga de 60 días para negociar la compensación.

Cemex dijo recientemente que demandaría al Gobierno venezolano ante una corte adscrita al Banco Mundial por la acción en su contra que, alegan, viola la legislación venezolana e internacional.

Según informó el Gobierno, Cemex pedía 1,300 millones de dólares por sus activos, lo que fue calificado como excesivo, mientras que el ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez, dijo que el valor no alcanzaría los 400 millones de dólares.

La firma mexicana posee el 76% de Cemex Venezuela, mientras que el resto de la propiedad está en manos de inversionistas minoritarios.

En la nacionalización de las cementeras, la suiza Holcim y la francesa Lafarge llegaron a un acuerdo con el Gobierno y decidieron mantenerse como socias minoritarias.

Ahora ve
No te pierdas