Cemex vs Chávez: 60 días para arreglarse

Las partes deben lograr un acuerdo en ese lapso para fijar el precio de los activos estatizados analistas creen que el impacto de la nacionalización será limitado en las finanzas de Cemex.
Cemex reaunudó este lunes negociaciones con el gobierno de H
CARACAS (CNN) -

La reanudación de las negociaciones entre el gobierno de Venezuela y la mexicana Cemex tienen un plazo de 60 días para pactar un precio, según un decreto de expropiación, y evitar que las diferencias se resuelvan por la vía judicial.

Al instalar formalmente el reinicio de las pláticas, el vicepresidente venezolano, Ramón Carrizalez, resaltó el hecho.

"Lo puedo catalogar como positivo, porque si existe la disposición a llevar adelante la negociación de forma armónica pues por supuesto tenemos que calificarlo como positivo", señaló el funcionario.

Cemex amenazó con demandar a Venezuela ante una corte internacional de arbitraje por "confiscar" sus activos y Chávez respondió poco después que estaba dispuesto a batallar en los tribunales, acusando a los negociadores mexicanos de "irrespetuosos y agresivos".

El mandatario, que ha nacionalizado amplios sectores de la economía para instaurar el socialismo en el país petrolero, bajó el tono este fin de semana abogando por lograr un acuerdo amistoso con la tercera mayor cementera del mundo, aunque el vicepresidente confirmó que no temen ir a otras instancias.

"También hay que tener en cuenta lo que planteó el Presidente. Nosotros queremos hacer la negociación en un clima de armonía, pero si tenemos que ir a otras instancias, también iremos. Eso tiene que quedar claro", dijo el vicepresidente venezolano, Ramón Carrizalez, al declarar formalmente el inicio de las negociaciones.

Analistas creen que el impacto de la estatización en Cemex será limitado, ya que sus operaciones en Venezuela representan tan sólo un 4% de las ganancias consolidadas antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización (EBITDA).

Especial: Las estatizaciones de Hugo Chávez

Ahora ve
No te pierdas