México, 4º lugar en Bonos de Carbono

El país participa con el 3% en el mercado mundial de venta de estos llamados bonos ‘verdes’; la consultora KPMG estima que las gubernamentales Pemex y CFE podrían participar en este mercad
Las empresas pueden recibir financiamiento a partir de los B
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A tres años de la entrada en vigor del Protocolo de Kioto, México ocupa el 4 sitio a nivel mundial en la venta de Bonos de Carbono, con una participación del 3%, justo abajo del mercado de China que tiene el 61%, seguido de la India con un 12% y Brasil con el 4%, estimó la consultoría de negocios KPMG México.

Los Bonos de Carbono, o Certificaciones de Reducción de Emisiones (CER), son un proyecto internacional, surgido en el Protocolo de Kioto en 1997, que invita a reducir la emisión de bióxido de carbono (CO2) y los demás gases de efecto invernadero (GEI) al ambiente, por parte de las empresas, y asegura incentivos económicos para quien participe y contribuya con este ejercicio.

El protocolo, que entró en vigor desde 2005, lo integran unas 182 naciones y tiene como principal meta reducir en 5.2% las emisiones de CO2 para el periodo de 2008-2012.

México lo ratificó en el año 2000 como país no Anexo 1 (sin compromisos cuantitativos).

“Se estima que ese 3% que México ocupa sea de un valor aproximado de 80 millones de dólares”, dijo el socio de la Práctica de Asesoría en Riesgos de KPMG México, Jesús González.

En total el mercado de los Bonos de Carbono tiene un valor acumulado desde el 2005 de 1,500 millones de dólares.

Bonos de Carbono, indulgencia ambiental

Para las empresas “es una buena fuente de financiamiento (o entrada de dinero) porque al final de la inversión no le deberás a nadie, no compartirás la compañía y cada año la entrada de dinero se da automáticamente”, señaló González.

Por parte del gobierno federal, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) podrían participar en el mercado de los bonos tan sólo con una reducción de 100 millones de toneladas de CO2, estimó el socio de KPMG.

Sin embargo, “lo que hace falta en México es el entendimiento y análisis de los diversos temas que engloban los Bonos de Carbono, además de atreverse a hacer algo diferente”, dijo.

México sólo puede participar en este proyecto con los llamados MDL (Mecanismos de Desarrollo Limpio), y actualmente cuenta con 189 Cartas de Aprobación y de estos sólo 105 están registrados ante la Junta Ejecutiva de las Naciones Unidas, máximo órgano regulador del mecanismo.

En todo el mundo se desarrollan unos 1,118 MDL (registrados ante Naciones Unidas), de los cuales México aporta el 9.39%, la India un 31.66%, China con 21.38%, Brasil un 12.70%, Malasia con 2.59%, Chile cuenta con el 2.06% y ‘otros’ con el  20.2%, según datos de KPMG.

China y Estados Unidos no se encuentran adheridos al Protocolo de Kioto, pero se estima que entre los dos generan más del 50% de la contaminación a nivel mundial.

Jesús González estimó que el mejor lugar donde las empresas pueden vender sus bonos es el mercado europeo y el japonés, ya que son los principales promotores del proyecto. En Europa el Bono de Carbono tiene un valor aproximado de 20 euros, mientras que en el mercado americano se encuentra entre los 3 y 5 dólares.

México campo fértil de Bonos de Carbono

La industria ganadera mexicana tiene el 75% de los MDL en el país, mientras que otros sectores productivos están dejando escapar la oportunidad, dijo González.

El experto dijo que el gobierno mexicano tiene la oportunidad de reducir sus emisiones de GEI con Pemex y CFE, mientras que otras industrias como la energética, distribuidora de energía, manufactureras, transporte, minera, tratamiento y depósitos de residuos y forestación y reforestación también pueden participar.

Los analistas del mercado de bonos pronostican para los próximos años una demanda de 90 millones de toneladas de CO2 para México, desde las 1,500 previstas para el periodo de 2008-2012.

Para este mismo lapso de tiempo se prevé que se generen unos 1,280 millones de CERs junto con los que existen actualmente.

Ahora ve
No te pierdas