Sempra abre terminal de gas en Ensenada

La estación, que tuvo un costo de 1,200 mdd, enviará el energético a sus clientes de EU y Méxic además, tendrá capacidad para procesar 1,000 millones de pies cúbicos del hidrocarburo al día.
BAJAMAR, MÉXICO (CNN) -

La empresa Sempra Energy inauguró este jueves la primer terminal de gas natural licuado (GNL) en la costa oeste de norteamérica, un proyecto de 1,200 millones de dólares en México que enviará gas a clientes tanto en Estados Unidos como en México.

El terminal Energía Costa Azul, localizado en Bajamar, cerca de Ensenada, Baja California -cerca de la frontera con Estados Unidos-, tendrá capacidad para procesar 1,000 millones de pies cúbicos al día de gas natural.

Luego de recibir sus primeros envíos de prueba en abril y mayo, la planta podría iniciar operaciones a comienzos de año próximo, en medio de un fuerte declive de las importaciones de GNL a Estados Unidos, donde la producción de gas natural se ha incrementado aceleradamente en los últimos meses.

A pesar de ello, analistas consideran que la planta crea una valiosa opción de suministro para las costas del Pacífico tanto de México como de Estados Unidos.

"Lo que hemos logrado aquí va a cambiar la forma en que se entrega energía en nuestro continente", dijo el director general y presidente del consejo de Sempra Energy, Donald Felsinger.

El analista de gas natural Paul Flemming, de ESAI en Boston, dijo que "si estamos en una situación en la que de verdad necesitamos el gas, es bueno tener más terminales de GNL".

En septiembre, el terminal recibirá su tercer embarque de 140,000 metros cúbicos de GNL, proveniente de Trinidad, dijo un ejecutivo de Sempra.

La planta fue construida luego de que proyectos similares en la costa estadounidense fueron descartados, ante la preocupación de que se convirtieran en blancos de ataques terroristas o fueran un peligro para la fauna salvaje.

Defensores del medio ambiente han acusado a México de llevar a cabo el proyecto porque no se toma en serio la defensa de la fauna. Ejecutivos dicen que la planta, el segundo mayor terminal de GNL de México, es segura.

Sempra está arrendando la mitad de la capacidad de procesamiento de la planta a Shell International Gas Unlimited, bajo un acuerdo a 20 años. La capacidad de la planta será eventualmente cubierta por una unidad de licuefacción de gas en Tangguh, Indonesia.

México, un importador de gas natural neto pese a ser un importante productor de petróleo, comenzó a importar GNL en el 2006.

Ahora ve
No te pierdas