Tata 'apaga' motores del auto Nano

La automotriz mantiene detenida la producción del auto más barato del mundo en la India; las protestas de agricultores y líderes políticos provocaron la suspensión de la planta de Tata
El auto â??Nanoâ?? deberá de esperar un tiempo para ver la l
MUMBAI (AP) -

Tata Motors informó el lunes que no reanudará todavía la producción del Nano, el auto más barato del mundo, a pesar de que los agricultores y líderes políticos locales que se oponen a la fábrica terminaron con las protestas violentas que duraron varias semanas.

Tata, que había prometido lanzar el auto de apenas 2,241 dólares para el final del año, no participó en los acuerdos que se realizaron durante tres días entre los manifestantes y las autoridades locales.

El conflicto se ha vuelto una representación de la complejidad que India enfrenta al tratar de aliviar la pobreza extrema de 456 millones de habitantes con la promesa de la industrialización.

La cuestión en el país parece que no es si debe industrializarse o no, si no cómo se debe hacer de una forma justa.

Las protestas en Singur comenzaron las últimas horas del domingo después de que el gobierno local prometiera compensar con más tierra a los agricultores molestos, pero no se tenía claridad sobre el origen de esos terrenos.

''Tata Motors Ltd. tiene inquietud por la poca claridad en los resultados de las negociaciones'', entre los agricultores y las autoridades del estado de Bengala Occidental, afirmó la empresa en un comunicado. ''Tata Motors está obligada a mantener la suspensión de la construcción y la designación de tareas en la fábrica del Nano''.

El gobernador de Bengala Occidental, que negoció el acuerdo con el líder de la oposición Mamata Banerjee, anunció las últimas horas del domingo que se establecería una comisión para decidir en una semana los particulares de la compensación para los agricultores.

Banerjee tiene gran interés en que se otorgue a los agricultores terrenos que están dentro de la zona del proyecto, pero la empresa ha dicho que no puede mantener los costos bajos a menos que 60 proveedores clave, que han invertido más de 100 millones de dólares en la fábrica, tengan libertad para continuar con la construcción.

Ahora ve
No te pierdas