Lehman podría enfrentar bancarrota

El sistema financiero estadounidense está en medio de una agitación sin precedentes; las razones: la quiebra de Lehman Brothers y la eventual compra de Merrill Lynch por Bank of Am
NUEVA YORK/WASHINGTON (CNN) -

El sistema financiero estadounidense enfrentaba el domingo una agitación sin precedentes por la posible quiebra de Lehman Brothers, la eventual adquisición de Merrill Lynch & Co Inc y una gran venta de activos de la aseguradora American International Group.

La evolución del panorama financiero podría indicar que Wall Street y Washington están aceptando que se requiere de un ordenamiento de importancia debido a la crisis hipotecaria que ya lleva 13 meses.

"El sistema financiero estadounidense está descubriendo que las placas tectónicas debajo de sus cimientos se están desplazando como nunca lo habían hecho", dijo Peter Kenny, director general de Knight Equity Markets en Jersey City, Nueva Jersey.

"Es un nuevo mundo financiero al borde de una reorganización completa", agregó.

 

El foco del domingo había sido inicialmente si las charlas entre los reguladores y los principales banqueros de Wall Street podrían llevar a la venta de Lehman, que hasta hace poco era el cuarto mayor banco de inversión de Estados Unidos.

Sin embargo, esas charlas vacilaron cuando el banco británico Barclays Plc, que parecía llevar la delantera en las intenciones de compra de Lehman -excluyendo los activos relacionados con hipotecas que han hundido a la firma de 158 años de existencia- dijo que se retiraba de la puja.

Esto desencadenó expectativas de que el banco de inversiones se encamine a la bancarrota y llevó a una inusual sesión de emergencia entre operadores expuestos al riesgo de incumplimiento de Lehman Brothers.

Las noticias de Lehman llevaron a los futuros del índice Standard & Poor's 500 a bajar 36.40 puntos a 1,222.10 unidades.

El dólar estadounidense cayó en las primeras operaciones en Nueva Zelanda, mientras que el euro subía a 1.4306/10 a las 2214 GMT en comparación con 1.4225 dólares registrados en las últimas operaciones estadounidenses del viernes.

A pocas horas del retiro de Barclays, el New York Times reportó que Bank of America Corp se encontraba en conversaciones avanzadas para adquirir Merrill por al menos 38,250 millones de dólares en acciones, según una fuente familiarizada con el tema.

Posteriormente, el Wall Street Journal dijo que AIG, que hasta hace poco era el mayor asegurador del mundo por valor de mercado, tiene previsto vender una importante cantidad de activos, incluyendo una rentable sección de arriendo de aviones.

Uno de los catalizadores de los eventos del fin de semana fue la postura del secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson.

El secretario se mostró firme al señalar que los fondos de los contribuyentes no deben ser utilizados nuevamente para rescatar a una firma financiera, reiteró el domingo una fuente cercana al funcionario.

La ausencia de estas garantías gubernamentales fue la principal razón por la cual Barclays se retiró de las negociaciones para comprar a Lehman, de acuerdo a una persona familiarizada con las discusiones.

La sesión de emergencia entre operadores que podrían verse afectados por un incumplimiento de Lehman Brothers involucró crédito, acciones, monedas, tasas y derivados de materias primas, informó la Asociación internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por su sigla en inglés).

"Este es un evento extremadamente, y enfatizo extremadamente, inusual. También indica la noción más general de que, en los mercados financieros fuertemente afectados de hoy, lo impensable ahora se está considerando", dijo Mohamed El-Erian, director ejecutivo de Pimco, el mayor fondo de bonos del mundo.

Ahora ve
No te pierdas