Bancos de EU, el fin aún es incierto

El plan de rescate del gobierno estadounidense no significa que las pérdidas desaparecerán; los bancos no pueden regresar a las prácticas relajadas a la hora de prestar, dicen especialist
Morgan Stanley es una de las víctimas de la crisis financier
NUEVA YORK (CNN) -

Cualquiera que crea que los bancos estadounidenses ya pasaron la peor parte de la crisis, mientras el Gobierno lidia con el atribulado sistema financiero, debería pensarlo dos veces.

Los planes anunciados este viernes para ayudar a limpiar muchos de los bancos del país y las secuelas de los préstamos incobrables, así como de prohibir temporalmente las ventas cortas de acciones en cientos de firmas financieras deberían apuntalar los precios de los papeles.

Pero no significarían que esas pérdidas desaparecerán. Los bancos tampoco pueden regresar ahora a sus relajadas prácticas a la hora de prestar, que terminaron en una crisis crediticia e inmobiliaria cuyo fin aún es incierto.

"No sabemos a ciencia cierta cómo terminará esto", dijo Robert Millen, quien ayuda a manejar 3,000 millones de dólares en la firma Jensen Investment Management.

"No querrás apresurarte por entrar el sector", dijo Millen, quien explicó que si las valoraciones superan el precio justo "entonces probablemente tengas que vender".

Jensen invierte en un banco, Wells Fargo & Co.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, pidió el viernes al Gobierno que dispusiera de cientos de millones de dólares para ayudar a rescatar a las compañías financieras de las mortales hipotecas y otras deudas tóxicas que han estado convulsionando a los mercados y amenazando con socavar a todo el sistema financiero.

Una veda de dos semanas a las ventas cortas de títulos financieros -en las que un operador pide prestadas acciones por expectativas de que sus precios bajen, las vende y más tarde vuelve a comprar los papeles más baratos para cubrir el préstamo con lo que reporta una ganancia- busca limitar las distorsiones del mercado que muchos consideran absurdas.

Las acciones de Morgan Stanley, por ejemplo, cayeron esta semana hasta un 59% en dos jornadas luego de que el banco de inversión informara resultados trimestrales mejores a lo esperado.

Heridos

Los bancos de todo el mundo han reportado más de 500.000 millones de dólares en amortizaciones y pérdidas por préstamos incobrables desde que comenzó la crisis crediticia global hace más de un año.

Antes del viernes, eso había presionado fuertemente a los títulos bancarios. El índice Standard & Poor's cayó más de un 46% desde que alcanzó un récord en mayo del 2007.

La crisis se agudizó este mes, cuando el gobierno estadounidense tomó el control de las gigantes firmas hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, quebró el banco de inversión Lehman Brothers Holdings Inc, Bank of America Corp acordó rápidamente la compra de Merrill Lynch & Co y se pactó el salvataje de la aseguradora American International Group Inc.

Todo se produjo apenas seis meses después de que el gobierno rescatara al banco Bear Stearns Cos.

Asimismo, las pérdidas hipotecarias han golpeado a Washington Mutual Inc, por lo que la mayor entidad de ahorro y préstamos de Estados Unidos se puso en venta.

El banco Wachovia Corp, por su parte, catalogó como complicada a su cartera de 122,000 millones de dólares en hipotecas de tasa ajustable.

Un pobre manejo del riesgo ha resultado en que muchos prestamistas estén "caminando heridos", dijo el presidente ejecutivo de Bank of America, Kenneth Lewis, en un discurso el viernes.

"Más instituciones se las ingeniarán para hacer algo, atraerán capital nuevo o se fusionarán para sobrevivir", agregó.

La economía permanecería débil "hasta bien entrado el próximo año", precisó.

Valoraciones

Wachovia, BB&T Corp, First Horizon National Corp, SunTrust Banks Inc, Synovus Financial Corp y TCF Financial Corp figuran entre los prestamistas que tienen al menos la mitad de sus préstamos atados a las hipotecas residenciales, escribió el viernes el analista Jason Goldberg de Lehman Brothers Inc.

Aún si el Gobierno compra activos de instituciones solventes con un descuento, con la idea de aliviarlas, "no necesariamente sería un arreglo para las valoraciones de los activos", agregó.

Robert Patten, analista de Morgan Keegan & Co, recomendó que los inversores "recorten posiciones porque las valoraciones comenzaron a lucir ajustadas dada la persistente incertidumbre y el desafiante panorama fundamental".

Pero para otros, no todo es sombrío.

"Creo que estamos viendo como el niño en problemas es rescatado", dijo Anton Schutz, de Burnham Financial Services Fund.

 

Ahora ve
No te pierdas