Bancos mexicanos se debilitan: Fitch

Independientemente de la desaceleración económica los bancos sufren un deterioro de su cartera; la cartera vencida sube, las provisiones aumentan y las ganancias son menores, dice la califica
La cartera vencida se encuentra cubierta, pero sigue aumenta  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El desempeño de los principales bancos mexicanos seguirá debilitándose en cierto grado hasta que los problemas de calidad de los activos sean contenidos por completo, dijo la calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings.

“Más allá de la desaceleración, algunos factores estructurales siguen limitando el potencial de crecimiento y las perspectivas económicas han incrementado los retos para las instituciones bancarias”, dijo Alejandro García, director de instituciones financieras para América Latina de Fitch.

La firma sin embargo, no prevé presiones a la baja sobre las calificaciones de las instituciones emisoras de deuda.

En el reporte semestral sobre las instituciones financieras, la firma indica los retos que los bancos están enfrentando debido a su rápida incursión en nuevos sectores minoristas, el deterioro del entorno económico y la restricción de liquidez global.

Las seis principales instituciones financieras en México, BBVA Bancomer, Banamex, Santander, HSBC, Banorte y Banco Inbursa, han tenido un desempeño caracterizado en general por un deterioro en la calidad de activos, crecientes provisiones, y bajos y volátiles resultados por intermediación.

Bancos tienen una señal de alerta

Como lo advirtió recientemente el director general de Banamex, Manuel Medina Mora, la calificadora de riesgo crediticio destaca que los portafolios de consumo en México mantienen un desempeño entre los más débiles dentro de los sistemas bancarios en Latinoamérica.

“Sin embargo, altos márgenes de interés, diversificación de fuentes de ingreso y costos operativos controlados, han ayudado a mantener una adecuada rentabilidad”, dijo Fitch en su reporte.

Los bancos no solo se enfrentan al adverso ambiente económico global, sino que las presiones provienen además de mayores niveles de inflación y tasas de interés.

Los créditos al consumo se han desacelerado, aunque mantienen un crecimiento anual de 7% a julio 2008. Los créditos comerciales se mantienen como el principal factor para el crecimiento de la cartera crediticia al aumentar 24% anual, mientras los créditos hipotecarios crecen a un robusto 14%.

La cartera vencida de la banca se disparó un 16.50% en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo del 2007, debido a la falta de pagos en todos los créditos, principalmente al consumo, aunque el índice de morosidad se ubica en 2.45% al cierre de junio pasado.

A excepción de la calidad de los activos y la rentabilidad, otros factores, como la suficiencia de capital y la liquidez, no han sido afectados significativamente y se mantienen sólidos.  

Ahora ve
No te pierdas