¿Y qué pasa con AIG en México?

La aseguradora afirma que cumplirá todas sus obligaciones con sus clientes en el país; en EU, la empresa tuvo que ser rescatada por el gobierno de EU y .
AIG dijo que no despilfarra el dinero tras su rescate. (Arch
Verónica García de León
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La firma de seguros AIG México Vida asegura que su nivel de capital mínimo de garantía, su margen de solvencia y su liquidez en la cobertura de reservas técnicas excede los requerimientos regulatorios mexicanos.

“Nuestras operaciones están respaldadas por los recursos exigidos por las leyes locales. Esto garantiza que nuestros compromisos se sigan cumpliendo y podamos seguir trabajando de forma normal”, asegura la empresa.

La Reserva Federal estadounidense le extendió a la firma de seguros estadounidense American International Group (AIG)  un préstamo por 85,000 millones de dólares para evitar la bancarrota que pudieran causarle algunos productos atados a hipotecas de alto riesgo. La aseguradora dejó en prenda a la Fed, 80% de sus acciones y activos. 

¿Cómo podría afectar esto a sus operaciones en México, uno de los 130 países donde está presente?

AIG opera aquí a través de sus filiales AIG México Seguros Interamericana, en el ramo de daños y accidentes y AIG México Vida para atender seguros de gastos médicos y vida. 

Entre las 73 aseguradoras que componen el sistema asegurador ocupan el lugar 15 y 24, respectivamente por el monto de sus primas que entre ambas suman  4,700 millones de pesos, según datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros. En mayo pasado, AIG abrió una tercera filial, United Guranty que ofrece seguros de crédito a l vivienda.

Los analistas consultados coinciden en que la situación financiera de la aseguradora estadounidense no afecta a sus filiales en México, pues son personas morales distintas supervisadas por la autoridad mexicana, concretamente por Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

“Aqui están sujetas a las leyes mexicanas con un capital y reservas propias. No hay un efecto dominó por la situación de su socio mayoritario”, considera Yves Hayaux socio de la firma legal Jauregui, Navarrete y Nader.

Es previsible, sin embargo, que para pagar el cuantioso préstamo que extendó a la Fed, la casa matriz ésta decida vender algunos activos. Sus negocios en México podrían ser una opción. “Es una operación sana podría haber varios interesados”, dice Eduardo Lara, director de la consultoría actuarial Milliman México.

Si este fuera el caso, los nuevos dueños adquirirían también los compromisos contraídos en  la cartera de clientes. “Las reservas exigidas a las aseguradoras sirven para poder hacer frente las obligaciones contraídas”, dice Gianco Abundiz, consultor actuarial.

Hay un escenario posible que aún no es del todo claro. Si se da el caso de que AIG no pague a la reserva federal el crédito de 85,000 millones de dólares, ésta ejercería el control sobre 80% de los activos de AIG. En ese hipotético caso, el socio mayoritario de AIG Vida y AIG Seguros Interamericana en México sería el gobierno estadounidense,  pero el artículo 75 de la ley general de insitituciones seguros prohibe que una autoridad extranjera sea propietaria de una aseguradora en México.

“El gobierno mexicano deberá permitir un regimen transitorio en lo que el gobierno de Estados Unidos vende esas acciones a un tercero”, dice el abogado Yves Hayaux.

Ahora ve
No te pierdas