Manufactura mexicana: en picada por EU

La industria tiene uno de sus peores momentos a consecuencia del desplome financiero norteameri empresas buscan diversificar destinos de exportación, ya que dependen 77% de EU.
México envía a EU alrededor del 70% del total de sus exporta  (Foto: )
TIJUANA/México,DF (CNN) -

La industria de la manufactura de México, un pilar de su economía, ha comenzado a sufrir el peor momento en años por el desplome en las compras del vecino Estados Unidos, pero es el sector automotriz el que está por recibir el coletazo más duro.

México vende a su socio comercial desde cerveza hasta autos de lujo, pero la caída en la capacidad de compra de los estadounidenses en medio de una desaceleración económica está provocando que las plantas manufactureras mexicanas produzcan menos e incluso despidan personal.

"El primer impacto que se tiene con la crisis económica que enfrenta Estados Unidos es la contracción de empleos", dijo Saúl García, presidente de Kyocera México, que fabrica copiadoras y sus accesorios en la frontera con Estados Unidos.
"Si yo hacía 10,000 piezas con diez personas ahora las voy a hacer con nueve", agregó el presidente de la filial en México de la japonesa Kyocera Corp, instalada en Tijuana, un importante centro de distribución hacia Estados Unidos.

Las cifras oficiales muestran que el empleo en el sector de las manufacturas comenzó a profundizar sus caídas a partir de abril de este año, cuando la producción inició su hundimiento en una magnitud que no se veía desde el 2004, cuando la economía de México empezó a salir de un estancamiento.

De hecho, la actividad industrial acumuló tres meses de caídas consecutivas en mayo, junio y julio de este año a tasa anual por vez primera desde el 2004, según las cifras del Índice Global de la Actividad Económica (IGAE).

"Los indicadores disponibles sugieren una importante desaceleración de las manufacturas", dijo Ricardo Aguilar, analista de la casa de bolsa Invex. "La perspectiva no es muy buena", agregó en un reporte.

Pero los analistas coinciden en que lo peor aún está por venir: la venta de autos en Estados Unidos sufrió uno de sus más graves desplomes en septiembre, desatando dudas sobre cuándo tocará fondo el mayor mercado de autos del mundo y qué consecuencias traerá a su vecino del sur.

Caída libre
México envía a Estados Unidos alrededor de un 70% del total de sus exportaciones de vehículos, en momentos en que la mayor economía del mundo atraviesa la peor crisis financiera desde la Gran Depresión de 1929.

"Dependemos básicamente de automotriz (en la manufactura) y es un sector que ya está en caída libre", dijo Cecilia Posadas, analista del banco BBVA Bancomer. "En general todas las divisiones en manufactura están cayendo fuerte", agregó.

En México funcionan armadoras de los gigantes General Motors, Ford, Chrysler LLC, Nissan, Volkswagen, Renault y Toyota .

La estadounidense General Motors está recurriendo a paros técnicos por la menor demanda, y la alemana Volkswagen está llevando sus modelos a mercados como Europa y Sudamérica, ante la baja que ha visto su estrella, el Bora, en Estados Unidos.

"Bajó mucho la venta en Estados Unidos y Canadá", dijo Consuelo Minutti, gerente de Comunicación Corporativa de Volkswagen. "Estados Unidos ha sido negativo y así cerraremos el año", agregó.

Entre enero y agosto del 2008, las exportaciones totales de vehículos de México a Estados Unidos muestran una caída del 2.4%, y la mayor agrupación del sector aún no ha dado un pronóstico de cierre del año por la incertidumbre que reina.

El Gobierno y el banco central aún no ven la luz al final del túnel y han dicho que el impacto económico más grave en México lo sufrirán las exportaciones y las familias que reciben dólares de sus parientes que viven en Estados Unidos.

Incluso el presidente Felipe Calderón dijo que su gabinete económico está analizando un tercer recorte a sus proyecciones de crecimiento de la economía, que este año ha pasado desde un original 3.7% a un 2.4 por ciento.

La exportación de manufacturas representa un 77% de los envíos totales al exterior y las empresas están buscando vías para diversificar sus destinos.

"Hemos apostado solamente a una economía, pero tenemos que ver que la inversión en dólar hoy se ha convertido en una desventaja", dijo García en su oficina de Kyocera en Tijuana. "Lo mismo no estaría pasando si apostamos también al euro", agregó.

Ahora ve
No te pierdas