FEMSA reactiva actividades en Venezuela

La filial de la embotelladora mexicana retomó su fábrica que estaba bloqueada por ex trabajador aún permanecen tomadas las entradas de cuatro de sus 32 centros de distribución.
CARACAS (AP) -

La filial venezolana de la embotelladora mexicana Coca-Cola FEMSA retomó el lunes una de sus cuatro fábricas y cuatro centros de distribución que permanecían bloqueados desde mediados de la semana pasada por ex trabajadores que exigen el pago de unas deudas laborales, informó la empresa. Los ex contratistas y ex transportistas de la compañía aún mantienen tomadas las entradas de cuatro de los 32 centros de distribución de Coca Cola como parte de una protesta que le ha generado a la embotelladora pérdidas en ventas por 6.5 millones de dólares.

El director legal de Coca-Cola Femsa, Rodrigo Anzola, dijo que la compañía retomó el lunes 100% de las operaciones de sus fábricas con la liberación de la planta de la ciudad oriental de Barcelona, que era la única que permanecía bloqueada desde el 1 de octubre cuando se inició la protesta.

A fines de la semana pasada los huelguistas abrieron el acceso de las plantas de las ciudades Caracas, Maracaibo y Valencia.

Anzola señaló que la empresa también retomó el lunes otros cuatro centros de distribución que estaban bloqueados.

El directivo indicó que a consecuencia de la protesta la embotelladora "ha dejado de vender aproximadamente 1,350,000 cajas unitarias de bebidas, y eso ha significado en ventas pérdidas aproximadas por 6,5 millones de dólares".

Los representantes de Coca-Cola se reunieron el lunes con el embajador de México en Caracas, Jesús Mario Chacón, para exponerle el caso y solicitar el apoyo del gobierno mexicano para resolver la huelga, que es la cuarta que enfrenta la embotelladora en el año.

Unos 11,366 ex empleados de Coca-Cola, muchos de los cuales cesaron las relaciones con la empresa hace más de cinco años, vienen realizando protestas desde octubre del 2006 para exigir el reconocimiento de las deudas laborales que ellos sostienen que alcanzan a 530 millones de dólares.

La protesta ha sido rechazada por representantes de los 8,000 empleados activos de la empresa que sostienen que de extenderse el bloqueo de las instalaciones la embotelladora podría enfrentar pérdidas millonarias.

Para tratar de llegar a un arreglo, la compañía propuso por mediación del gobierno la creación de un "fondo social" de unos 5.8 millones de dólares para ayudar a los ex empleados, pero la oferta fue rechazada por los huelguistas hace un mes.

Los ex trabajadores están reclamando deudas que habrían surgido antes de que la empresa mexicana Coca-Cola Femsa -la embotelladora de Coca-Cola más grande de América Latina- asumiera las operaciones en Venezuela en 2003, cuando le compró la concesión de Coca-Cola a la venezolana Hit, propiedad de Oswaldo Cisneros.

Ahora ve
No te pierdas