Ford descarta bancarrota por crisis

El CEO de la empresa dijo que están enfocados a la reestructuración y el manejo de sus recursos Mullaly indicó que la segunda fabricante de autos en EU no considera una protección por quiebra
Ford reportó pérdidas netas de 8,700 millones de dólares en
DETROIT (CNN) -

Ell presidente ejecutivo de Ford Motor Co, Alan Mulally, descartó el viernes una quiebra y dijo que el segundo fabricante de autos de Estados Unidos está enfocado en su reestructuración y en manejar "muy, muy cuidadosamente" su flujo de caja, mientras los mercados financieros se desploman.

Una solicitud de protección por bancarrota "no tiene sentido para nosotros", dijo Mulally en una entrevista con Reuters.

"Claramente, lo más importante para nosotros es continuar haciendo viable a nuestra Ford", agregó.

El ejecutivo realizó las declaraciones durante el anuncio del retiro del presidente financiero, Don Leclair, quien ayudó a dirigir un programa de préstamos de 23,000 millones de dólares en el 2006 que, según Mulally, proporcionó a la compañía un "colchón" dentro de la actual coyuntura.

Las acciones de Ford y su rival General Motors Corp se hundieron el jueves por temores de que una desaceleración en las ventas en mercados clave y la consternación en los mercados crediticios amenazaron su habilidad de sobrevivir a la crisis.

GM, el mayor productor de automóviles de Estados Unidos, también dijo que no baraja la alternativa de una protección de quiebra, indicando que la presentación de ella no estaría entre los intereses de los empleados, accionistas, proveedores o clientes.

Los papeles de Ford han caído a sus mínimos de 26 años a causa de la crisis financiera mundial.

Mulally señaló que Ford está evaluando sus líneas de crédito y espera reunir los requisitos necesarios para una parte del programa de préstamos de bajo interés de 25,000 millones de dólares que fue aprobado la semana pasada por el Gobiernos de Estados Unidos.

Ford, que reportó pérdidas netas de 8,700 millones de dólares en el segundo trimestre, tiene planes de convertir parte de la producción de camionetas en Norteamérica para construir autos y traer vehículos diseñados en Europa bajo una estrategia de producción mundial.

Las ventas del fabricante de automóviles estadounidense han caído un 17% durante los primeros nueve meses del año, una baja liderada por las débiles ventas de camionetas grandes como sus pickups de la serie F que lideran el mercado.

Con los mercados crediticios cerrados en gran parte a prestamistas corporativos durante los últimos días, Mulally dijo que confía en que la respuesta de los políticos estadounidenses, liderados por la Reserva Federal y el Tesoro de Estados Unidos, podría comenzar a mejorar las condiciones.

"Tengo mucha fe en que continuaremos haciendo los cambios necesarios para, antes que nada, liberar el crédito y luego asegurarnos de darle la vuelta a la baja de la economía. Esas dos cosas son las más importantes para todos nosotros, no sólo la industria automotriz", sentenció

Ahora ve
No te pierdas