Gol se blinda de crisis con bajos costos

La aerolínea brasileña reducirá precios también en Varig para sortear la desaceleración de vuel los recortes y reorganización de viajes deberían revertir el desplome de 80% en sus acciones en
Una estrategia para soportar la crisis en la aerolínea brasi
SAO PAULO (CNN) -

La aerolínea brasileña Gol se prepara para una desaceleración en los vuelos aéreos, como fruto de la crisis financiera global, mediante la puesta de su alicaída marca Varig bajo el mismo paraguas de servicios estandarizados y controles de costos, dijo su presidente ejecutivo en una entrevista.

Gol Linhas Aereas, que solía ser una de las aerolíneas más rentables de América Latina, ha sufrido desde que compró el año pasado a Varig, la ex-aerolínea de bandera de Brasil que casi colapsa tras años de pésima gerencia.

Hasta ahora, Gol y Varig han estado operando como compañías separadas, esperando la aprobación regulatoria para fusionarse. La agencia de aviación nacional de Brasil finalmente le dio el visto bueno en septiembre y cimentó el camino para que comiencen a operar como una única firma desde el 19 de octubre.

"Después de eso, deberíamos comenzar cosechando los beneficios de las sinergias y viendo reducciones de costos", dijo Constantino de Oliveira Junior, presidente ejecutivo de Gol, en una entrevista concedida a últimas horas del jueves.

Los recortes de costos son cruciales para Gol, que ha reportado tres pérdidas trimestrales consecutivas y ha visto a sus acciones desplomarse un 80% este año pese a que los vuelos de Brasil se expanden a un ritmo de dos dígitos.

Con la puesta a punto de sus operaciones y la reorganización de su red de vuelos, Gol se prepara para la desaceleración que resultará de la crisis crediticia global y que amenaza a la economía y a los vuelos en todo el mundo.

"Todavía no hemos sentido una caída de la demanda de pasajes aéreos", indicó Oliveira, más conocido como Junior.

"Pero es predecible que habrá un impacto negativo. No sabemos cuan severo, pero estamos tomando todas las medidas para mejorar nuestro desempeño en términos de eficiencia, productividad y reducción de costos", añadió.

A diferencia de otras aerolíneas de Estados Unidos, Gol y el resto de las grandes aerolíneas de América Latina han conseguido amortiguar el impacto de la escalada en los precios del combustible para jets con el creciente tráfico de pasajeros, impulsado por la robustez de la economía.

Oliveira, quien desde que fundó a Gol en el 2001 se convertido en uno de los ejecutivos de más renombre de Brasil, dijo que el panorama para los vuelos en el país sigue siendo atractivo pese a la desaceleración.

"El potencial de crecimiento de este mercado es enorme", sostuvo. "Puede ser inhibido un poquito por la crisis (...) Pero, llegado el caso, lo que veremos es que baja el ritmo", comentó.

Sin embargo, Oliveira insistió que Gol, que comanda un 40 por ciento del mercado de la aviación de Brasil, está preparada para adaptarse rápidamente en el caso de una profunda desaceleración.

"Tenemos la flexibilidad operacional para incrementar o reducir nuestra capacidad mediante el retorno de aviones que hemos alquilado", dijo.

Con el objetivo de ser fiel a sus raíces de bajas tarifas, Gol ya ha tomado varios pasos este año en reacción al cambio de condiciones del mercado. En julio, comenzó a reducir la velocidad de vuelo y a apagar un motor luego del aterrizaje para reducir el uso de combustible.

Unas semanas después, dado que los crecientes precios del combustible incrementan la presión en sus finanzas, Gol recortó su plan de flota para los próximos dos años y eliminó el pago de dividiendo para el resto del 2008 para liberar efectivo para hacer inversiones.

"Gol nunca dejó de ser una aerolínea de bajo costo", afirmó Oliveira.
"Ahora, con una plataforma operacional estandarizada, Varig operará bajo los mismo principios de bajos costos", remarcó.

Ahora ve
No te pierdas