Los inversores celebran ayuda a ING

El grupo holandés anunció la venta de su unidad de seguros de vida en Taiwán por 600 mdd; el gobierno de Holanda acordó inyectar 10,000 mde a ING para mejorar sus finanzas.
ING es el último banco europeo en pedir ayuda al gobierno pa

Los inversores del grupo financiero ING aclamaron este lunes una inyección de capital del Estado holandés de 10,000 millones de euros (13,500 millones de dólares) y sus acciones recuperaron gran parte de las fuertes pérdidas de la sesión anterior.

Los títulos del mayor banco de Holanda que cotiza en Bolsa saltaron hasta un 23%, a 9.03 euros, mientras analistas dijeron que el dinero del gobierno alejaba los temores a un aumento de capital y creaba un amortiguador para capear la crisis de crédito.

Tras un fin de semana de intensas negociaciones, ING se convirtió en el último banco europeo en pedir ayuda al gobierno para apuntalar su capital y restablecer la confianza de los inversores, tras la nacionalización parcial de su rival Fortis hace dos semanas.

ING acordó también vender su división de seguros de vida de Taiwán a Fubon Financial por 600 millones de dólares, dijo el lunes.

"Estamos en una gran tormenta financiera y la tormenta se ha ido creando en las últimas semanas. Queríamos asegurarnos de que teníamos un amortiguador, un amortiguador lo suficientemente grande para atravesar la tormenta", dijo el presidente financiero de ING, John Hele.

"Nuestros accionistas y clientes, todos nuestros inversores no tienen de qué preocuparse por el grupo ING", agregó al canal de televisión CNBC.

Mientras sus acciones subían, la capitalización bursátil de ING saltó más de 3,000 millones de euros, a unos 18,800 millones, pero las acciones recuperaron sólo parte de la caída de un 27.5% del viernes, cuando tocó un mínimo de 13 años.

Los títulos han perdido un 67% desde el inicio del año, frente a una caída de un 45% del índice DJ Stoxx European de aseguradoras <.SXIP>.

"Una estimación aproximada es una caída de un tercio en la utilidad por acción, a 2 euros. Esto tiene en cuenta los costos de apoyo al capital, pero también el efecto de la esperada recesión el próximo año", dijo Ton Gietman, analista de Petercam.

El especialista recortó provisionalmente su precio objetivo de la acción de ING a 15 euros, desde 26 euros, y elevó su recomendación a "comprar", desde "mantener", por el acuerdo con el gobierno.

Ahora ve
No te pierdas