Automotrices, ante un sombrío panorama

Daimler, Hyundai y Fiat reportaron malos resultados al enfrentar una fuerte caída en ventas; General Motors anunció más despidos y Chrysler anticipó el cierre de una planta en Newark.
La industria automotriz ha reducido sus pronósticos para 200
MILÁN/FRANCFORT (CNN) -

Automotrices de Europa y Corea del Sur auguraron el jueves un futuro débil, luego de que sus rivales de Estados Unidos ya fueran duramente golpeadas por una rápida desaceleración de la economía que generó una ola de cierres de plantas y recortes de empleos.

Los resultados de la alemana Daimler, la surcoreana Hyundai Motor y la italiana Fiat acrecentaron el manto de sombra que se cierne sobre la industria automotriz, mientras la amenaza de una recesión se expande sobre el mundo desarrollado.

Las noticias llegaron luego de que Chrysler recortó un turno en una fábrica de la ciudad estadounidense de Toledo y anticipó el cierre de su planta en Newark, estado de Delaware.

Además, General Motors anunció que iniciará una nueva ronda de despidos. GM y Chrysler negocian un acuerdo para una fusión que les ahorre costos, lo que podría ser una oportunidad para que Daimler se deshaga de su participación del 19.9% en Chrysler.

Daimler, fabricante de los autos de lujo y camiones Mercedes-Benz, redujo sus metas anuales y sembró dudas sobre sus propios pronósticos.

"Las cifras (de Daimler) son incluso inferiores que nuestras propias estimaciones cautelosas. Las provisiones por valores residuales más bajos y menores metas de márgenes en los autos Mercedes Benz también son sorprendentemente débiles", dijo Michael Punzet, analista de DZ Bank.

Fiat dijo que la demanda global por sus productos podría caer entre un 10 y un 20%, y que sus utilidades podrían hundirse hasta un 65% en el "peor" escenario.

En Hyundai, el mayor fabricante de autos de Corea del Sur, un alto ejecutivo anticipó que la demanda disminuirá el año próximo en los mercados emergentes.

Las automotrices del mundo enfrentan una fuerte caída en ventas, debido a que los conductores han pospuesto sus grandes compras por temores a una recesión y el costo del crédito o la imposibilidad de conseguirlo.

Daimler recortó su estimación de ingresos y ganancias del 2008, después de que informó una caída de dos tercios en sus resultados del tercer trimestre.

"Estamos en una situación muy compleja", dijo Dieter Zetsche, presidente ejecutivo de Daimler, en un comunicado.

Pero la compañía dijo que su situación era fuerte: "A pesar de la actual crisis del mercado financiero, el grupo tiene una sólida posición financiera, que también debería seguir estable durante el resto del año".

Fiat señaló que sus ganancias podrían caer hasta un 65% en el 2009 y pese a que recalcó que este sería el "peor" escenario, para los analistas era definitivo.

"Será tomado como una advertencia de ganancias", comentó un analista a Reuters.

Hyundai, el quinto mayor fabricante de autos del mundo junto a su filial Kia Motors Corp, registró un descenso de un 38% en las ganancias netas del tercer trimestre. Aunque superó las expectativas, sus pronósticos fueron sombríos.

"La situación del mercado en países emergentes es mucho peor que lo esperado", aseguró Park Dong-wook, director de la división de tesorería de Hyundai, a los periodistas.

Ahora ve
No te pierdas