La crisis frenará a Santander y BBVA

Las instituciones españolas verán pronto el impacto de la crisis sobre sus planes de expansión; las firmas deben preocuparse también por su exposición a las economías de México y Brasil.
Santander se enfocará a la bancarización en AL. (Proceso Fot

Los mayores bancos españoles, Santander y BBVA, podrían ver un impacto pronto en el plan de expansión de sus operaciones clave en América Latina, por la inestabilidad financiera y preocupaciones sobre otra potencial suspensión de pagos de deuda en Argentina.

Dentro de ese contexto, tal vez sea más preocupante para ambas entidades su exposición a las economías de México y Brasil, que ya comenzaron a mostrar síntomas de un debilitamiento ante la desaceleración económica mundial.

"El riesgo clave para BBVA  y Santander  no es tanto de parte de un posible impago de Argentina, sino por el impacto de éste en las economías vecinas, y en particular Brasil", dijo Jagoba García, analista de Fox-Pitt, Kelton.

El martes, el Gobierno de Argentina anunció su decisión de estatizar los fondos privados de pensiones, negocio en el que BBVA es uno de los principales actores en el país sudamericano.

Las noticias agudizaron las perspectivas negativas en torno a otros países de Latinoamérica, así como los temores a que Argentina caiga en una suspensión de pagos.

Las acciones de empresas españolas con inversiones en la región cayeron con fuerza, entre ellas las de Santander y BBVA, que han perdido un 17 y un 14%, respectivamente, en las últimas dos jornadas.

Los papeles de otras firmas con intereses en la región se sumaron a la tendencia bajista, como los de Telefónica y la petrolera Repsol-YPF.

El aumento del costo de protección de deuda de los bancos españoles ha sido mucho menos dramático, incluso pese a que los denominados "credit default swaps" tuvieron un peor desempeño que el índice financiero Markit iTraxx  en unos 10 puntos básicos el miércoles.

"Los CDS de los bancos españoles no se han movido tan fuertemente. (La deuda) senior está estable en unos 50 puntos básicos, más estrecho que hace un par de semanas, y (los CDS de deuda) subordinada unos 100 puntos básicos más estrecho", añadió el operador.

Willem Sels, estratega de crédito de Dresdner Kleinwort, atribuyó esa tendencia a los paquetes de apoyo ofrecidos por el Gobierno al sector bancario.

"Esto es una cuestión de rentabilidad, más que de caída, de los bancos detrás del deterioro en Latinoamérica", precisó.

Riesgo de contagio
Analistas de BNP dijeron en una nota de investigación que la exposición de Santander y BBVA a Argentina es muy baja "y no supone una amenaza para los grupos a menos que se extienda el contagio".

En América Latina, Santander opera un volumen de negocio superior a los 300,000 millones de dólares, incluyendo préstamos, depósitos, fondos de mutuos y de pensión.

El año pasado compró la división brasileña de ABN AMRO, Banco Real, como parte de un consorcio de bancos que adquirió a la institución holandesa.

En los primeros seis meses del año, la utilidad neta del negocio latinoamericano de la entidad creció un 20%, a 2,200 millones de dólares.

En el caso de BBVA, la utilidad neta de su filial mexicana Bancomer subió un 20.1% en ese período.

"México y Brasil parecían un buen lugar hace unas semanas, pero ha habido grandes movimientos en las divisas, sobre todo en México, donde tendrá un impacto directo en los resultados de BBVA", agregó García.

"Y esto viene en un momento en el que el crecimiento del negocio minorista doméstico de los bancos españoles se está ralentizando, así que el impacto es doblemente negativo. México para BBVA y Brasil para Santander han sido catalizadores de crecimiento en los últimos años, pero ahora el riesgo de los mercados emergentes ha aumentado de repente", agregó.

Ahora ve
No te pierdas