México investigará a auditores y bancos

La autoridad reguladora indagará sobre responsabilidades en las pérdidas por derivados de empre la CNBV también tiene previsto extender las investigaciones a otros emisores bursátiles.
Guillermo Babatz dijo que es necesario reestablecer la confi  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) extiende las investigaciones de las dos empresas que perdieron por su exposición a derivados a las firmas que auditaron sus estados financieros y a los bancos o intermediarios que llevaron a cabo las operaciones con estos instrumentos.

“Sentimos que puede haber habido alguna responsabilidad de las emisoras, y puede haber habido alguna responsabilidad de los auditores, y puede haber habido alguna responsabilidad de los intermediarios”, dijo en entrevista a CNNExpansión.com, Guillermo Babatz, presidente de la CNBV.

La autoridad reguladora informó que las investigaciones podrían extenderse además a otros emisores, pero por ley no puede informar sobre quiénes se mantienen las pesquisas, “serán varios”.

Al menos ocho compañías mexicanas han reportado considerables pérdidas por más de 3,200 millones de dólares (mdd) por su exposición a derivados, entre ellas Comercial Mexicana (Comerci) por unos 1,080 mdd, y que incluso la obligó a solicitó el concurso mercantil, un paso antes de la quiebra, para renegociar las deudas con sus acreedores.

¿Qué son los derivados?

Otra de las firmas afectadas fue Gruma al reportar pérdidas virtuales por más de 600 mdd y fue suspendida la cotización de su acción en la Bolsa Mexicana de Valores.

La CNBV aseguró meterse a las entrañas de los dos emisores al obtener tanto, información documental de sus estados financieros y contratos como entrevistas para detectar si hubo violaciones a la Ley del Mercado de Valores.

La firma de auditoría Pricewaterhouse Coopers que audita a Comerci y a Gruma no estuvo disponible.

“Los auditores tienen un deber de diligencia sobre los estados financieros que auditan. En la medida en la que haya habido errores ahí, ellos pueden ser responsables ante los inversionistas y nosotros también podemos ponerles sanciones”, dijo Babatz. 

El negro 6 de octubre

Babatz explicó que algunas empresas aprovecharon la “sorprendente estabilidad del peso” de los últimos años para celebrar contratos de derivados en los que tenían algún beneficio adicional a la protección contra una depreciación de la moneda mexicana.

Sin embargo, esos contratos, como los que celebró Comerci, involucraban cláusulas que establecían el pago de dólares si la moneda mexicana se depreciaba a cierto nivel, lo que ocurrió el 6 de octubre pasado y desencadenó la ola de pérdidas.

En ese lunes se originó una mayor especulación que afectó a la moneda mexicana vapuleada de por si por la aversión al riesgo de los inversionistas.

“La única manera que existe para (que las empresas) acoten las pérdidas de esos riesgos que se habían tomado meses antes, era salir a demandar los dólares para liquidar su posición (…) se generó una demanda de dólares adicional”, dijo Babatz al explicar las declaraciones del secretario de Hacienda, Agustín Carstens sobre la especulación de las empresas sobre el peso.

En el lunes negro el peso se depreció 6.86% al cerrar en 11.98 pesos lo que inició la mengua acelerada de la moneda mexicana a los 13.50 pesos por dólar al pasado viernes.

“Se materializó el escenario muy adverso (…) fue un problema suficientemente grande para llevar a la empresa (Comerci) a buscar el concurso mercantil, osea no es un tema menor”, dijo Babatz.

La autoridad sabe hasta el momento en términos generales quiénes son los intermediarios y las emisoras que presumiblemente no informaron como marca la ley los eventos relevantes a los inversionistas o a sus Consejos de Administración y que provocaron la caída de hasta 80% en el precio de las acciones.

Lo que puede llegar a ser muy grave e inclusive penal, explicó el funcionario, es cuando se da una situación de que un inversionista de buena fe puede llamarse engañado por parte de la compañía que le debió haber informado su exposición al riesgo.

Babatz además descartó una investigación sobre las agencias calificadoras, ya que estas trabajan y hacen sus reportes con la información que dan las empresas que cotizan en la Bolsa o emiten deuda.

 Nueva regulación

La CNBV no emitirá nueva regulación hasta que las investigaciones concluyan sin embargo identificó tres puntos en los que se pueden trabajar para dar mayor transparencia en las operaciones financieras de las empresas.

1.- Reforzar la transparencia en los emisores

2.- Que los intermediarios financieros informen a sus clientes los riesgos de los productos que contratan.

 

Ahora ve
No te pierdas