Avolar queda en tierra y sin concesión

La SCT retiró los permisos que permitían a la línea aérea continuar operando; Avolar se defiende y asegura tener un recurso legal que impide las acciones de la autoridad.
En el AICM aterrizan más de 50 aerolíneas de pasajeros y de  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) determinó que Avolar Aerolíneas (Avolar), queda impedida a partir de este martes para prestar el servicio público de transporte aéreo nacional.

La SCT dijo que retira la concesión con siglas TAN-OR-VLI venció en el último minuto del lunes, sin que la empresa pudiera acreditar las condiciones de seguridad, aeronavegabilidad, eficiencia y permanencia en el mercado que la Ley exige, lo que le impide obtener una prórroga de dicha concesión vencida.

“Un juez de la segunda sala regional del tribunal de justicia fiscal y administrativa con sede en Querétaro suspendido las acciones de la SCT, pero entendemos las acciones de la autoridad”, dijo una fuente de la empresa que solicitó en anonimato.

La empresa dijo que los vuelos antes del anuncio de la SCT se llevaron a cabo.

“Esperamos que define la SCT a partir del recursos que tiene la empresa, podemos volar”, dijo la fuente.

La SCT  dijo que desde el pasado 1 de agosto comunicó a la empresa la suspensión en el uso, goce y aprovechamiento del espacio aéreo mexicano, toda vez que no acreditó el pago por 131.2 millones de pesos que la normatividad establece.

“Ante ello, Avolar se inconformó con la resolución y lejos de buscar una solución, optó por controvertir la determinación. Acudió a diversas instancias judiciales a efecto de eludir el pago correspondiente. Unos días antes de la notificación cambió su domicilio de Tijuana a San Luis Potosí”, dijo la dependencia en un comunicado de prensa.

Pero para la autoridad las suspensiones que le han otorgado las autoridades judiciales a Avolar no tienen efecto debido a que su operación se basaba en la concesión TAN-OR-VLI, cuya vigencia concluyó el pasado 27 de octubre de 2008 y la cual no fue renovada.

En ninguna de ellas se determina –ni válidamente se puede ordenar- que, sin contar con la concesión correspondiente, una aerolínea preste el servicio público de transporte aéreo de pasajeros, carga y correo.

Avolar, del empresario Jorge Nehme no ha querido dar más detalles de su situación y asegura que mantiene negociaciones con las autoridades.

Ahora ve
No te pierdas