Honda y Nissan ven un difícil panorama

La segunda automotriz japonesa advirtió que tendrá ganancias menores a las esperadas por 5,200 Nissan advierte que la industria pisa territorio desconocido en una crisis que no es de corto p
Honda había librado los choques de la desaceleración. (Archi
TOKIO (CNN) -

Honda Motor Co advirtió el martes menores ganancias a las esperadas debido a que una crisis financiera cada vez peor ha golpeado a la demanda de autos y causado un fortalecimiento del yen.

Mientras que sus rivales de Estados Unidos pidieron la ayuda del Gobierno para financiar una fusión propuesta que les permita sobrevivir en un mercado que se achica.

Carlos Ghosn, presidente ejecutivo de Nissan Motor Co, advirtió que la industria estaba pisando en "territorio desconocido" y que requerían un cambio drástico de prioridades para aguantar los próximos años.

"Esta no será una crisis de corto plazo. No creo que salgamos en el año que viene, ni siquiera en el 2010", sostuvo Ghosn, quien también lidera a la francesa Renault SA, en un seminario de negocios en Tokio.

Honda es considerada una de las automotrices globales mejor posicionadas para lidiar con el colapso de la demanda de autos y la estrechez de los márgenes gracias a su flexibilidad de manufactura y a su línea de vehículos que está enfocada en modelos de uso eficiente de combustible.

Pero incluso el segundo mayor fabricante de autos de Japón está sufriendo una contracción peor que la prevista en las ventas de autos en Estados Unidos y Europa y un efecto derrame hacia China, India y otros mercados emergentes que continuaría durante el año próximo.

"Las condiciones de mercado han empeorado mucho más que lo anticipado", observó Koichi Kondo, vicepresidente ejecutivo de Honda, en una conferencia de prensa en Tokio.

"Ahora lo que cambió es que ya no son sólo las camionetas las que no se recuperan (después de una reciente caída en el precio de la gasolina). La demanda de autos de pasajeros también ha empezado a menguar y eso sugiere que la crisis crediticia está debilitando todo deseo de consumo", expresó.

Honda recortó su pronóstico de utilidades operacionales anuales en un 13%, sentando las bases para revisiones más agudas en rivales como Toyota Motor Corp y Nissan cuando publiquen sus reportes interinos en las próximas semanas.

Ahora estima una utilidad neta para todo el año que termina en marzo del 2009 de 485,000 millones de yenes (5,200 millones de dólares), un 19% menos que el año previo y levemente menor que su meta inicial de 490,000 millones de yenes.

Once corredurías habían pronosticado un promedio de 503,000 millones de yenes, antes que la moneda tocara el viernes un máximo de 13 años frente al dólar.

Súbito salto

La mayoría de analistas había estimado que Honda mantendría sus metas sin cambios hasta hace sólo una semana, cuando el yen saltó de repente a máximos de varios años frente a casi todas las monedas, lo que erosionó el valor de las ganancias generadas en el extranjero.

Honda redujo su objetivo de ventas globales de autos para este año en 65,000 unidades, a 4.015 millones de vehículos, argumentando especialmente una caída en la demanda europea.

Ahora tiene una premisa para el dólar a 100 yenes y un euro a 135 yenes en el segundo semestre, mucho menos favorable que los valores actuales de 95 yenes y 120 yenes.

"Si hay riesgos de que Honda vuelva a recortar su pronóstico, es por las ventas en euros y en Asia", comentó Takeshi Osawa, administrador de fondos senior de Norinchukin Zenkyoren Asset Management.

Ahora ve
No te pierdas