Deutsche Bank se salva de las pérdidas

El banco alemán evitó los números rojos en el tercer trimestre gracias a nuevas reglas contable sin embargo, la crisis financiera provocó graves pérdidas en su negocio de intermediación.
FRANCFORT (CNN) -

Deutsche Bank evitó que su balance cayera en rojo en el tercer trimestre, gracias a nuevas reglas contables, pero reveló fuertes pérdidas en su negocio de intermediación debido a las turbulencias de los mercados financieros mundiales.

El presidente del banco insignia de Alemania, que en algún momento se pensó que había escapado de los remezones financieros, había declarado hace un año que la crisis global había terminado para su banco.

No obstante, los comentarios del jueves de Josef Ackermann dieron cuenta de que ya no existe ese optimismo que lo llevó a predecir la luz al final del túnel en varias oportunidades.

"Las condiciones en los mercados de acciones y créditos siguen siendo extremadamente difíciles", comentó y advirtió que el banco podría recortar sus dividendos para apuntalar el capital en un "ambiente de gran incertidumbre".

A su vez, el ministro de Finanzas alemán dijo que se esperaba que varios bancos del país llegaran a Berlín en busca de ayuda en medio de la tormenta de los mercados.

Deutsche Bank tuvo una ganancia antes de impuestos de 93 millones de euros (118.5 millones de dólares) en el tercer trimestre, un resultado que sólo fue posible gracias al cambio de las reglas contables.

Estas le permitieron recortar las amortizaciones en más de 800 millones de euros, a 1,200 millones de euros durante el periodo.

Las nuevas reglamentaciones, dictadas por los legisladores de la Unión Europea, suavizan el antiguo sistema que requería que todos los activos demandados reflejaran los precios del mercado.

Deutsche Bank tiene, por ejemplo, más de 22,000 millones de euros en préstamos apalancados, compromisos que se hacen generalmente con inversionistas de capitales privados que buscan dinero para comprar empresas.

Deshacerse de esos préstamos se ha vuelto difícil ya que los aterrados inversionistas han llevado sus apuestas hacia ambientes más seguros, por lo que su valor ha caído. Las nuevas normas contables ahora permiten que Deutsche mantenga algunos de esos préstamos en sus registros a un precio fijo.

Las pérdidas por intermediación del banco en el trimestre fueron altas y Ackermann advirtió que habrá más a medida que se acerca el cierre del año.

Las ganancias en banca de inversión -en algún momento la gallina de los huevos de oro del grupo- cayeron un quinto, a 1,000 millones de euros, debido a que el banco perdió más de 1,200 millones de euros en operaciones con acciones y deudas propias.

Ahora ve
No te pierdas