Francia lanza advertencia a sus bancos

El gobierno dijo que podría asumir participaciones directas en las entidades si no reactivan el Francia ha destinado 360,000 millones de euros para las instituciones financieras del país.
François Fillon, primer ministro de Francia, espera una pron
PARÍS (CNN) -

El gobierno francés podría asumir participaciones directas en los bancos que se hayan beneficiado con paquetes públicos de rescate si las entidades no comienzan a prestar el dinero a las empresas, dijo el primer ministro, François Fillon.

"Tienen que abrir (los créditos) ahora", afirmó Fillon según la transcripción de una entrevista que será transmitida el lunes por la noche en la televisión francesa.

El comentario refleja un aumento del temor a que los bancos que se han beneficiado de los grandes planes estatales de rescate puedan estar acumulando el dinero en lugar de prestarlo a las empresas, aumentando el riesgo de sofocar la economía mientras Francia se encuentra al borde de la recesión.

"Si tenemos la sensación de que los bancos no están haciendo el trabajo que se necesita, hay dos posibilidades. La primera es, retiramos los créditos que hemos introducido. Ese es el contrato que el gobierno tiene con los bancos", indicó Fillon.

"En segundo lugar, si retiramos este dinero, los bancos se encontraran en dificultades, y por lo tanto, en ese momento surge la cuestión de entrar en su capital, quizá cambiar los gerentes y controlar su estrategia", agregó.

Hasta ahora, París se ha resistido a seguir el ejemplo de Gran Bretaña, que ha nacionalizado en parte el sector bancario. El domingo, Portugal ofreció 4,000 millones de euros a sus bancos para ayudarles a lidiar con la crisis financiera.

Este mes, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, destinó 360,000 millones de euros para las instituciones financieras del país como parte de un esfuerzo internacional para ayudar a los bancos a sobrevivir a la peor crisis financiera desde la Gran Depresión de hace casi 80 años.

Francia también ha acordado prestar 10,500 millones de euros a sus bancos más importantes para animarles a dar más dinero a las empresas.

El país ha acordado suscribir la deuda subordinada emitida por Credit Agricole por un valor de 3,000 millones de euros, la de BNP Paribas por 2,550 millones de euros, la de Societé General por 1,700 millones y la de Credit Mutuel por 1,200 millones.

Además, el Estado prestará 1,100 millones de euros a Caisse d'Epargne y 950 millones a su socio Banque Populaire.

Ahora ve
No te pierdas