Ex ejecutivo de Bear Stearns va a la Fed

La Reserva Federal de Nueva York contrató al ex jefe de riesgo de Bear Stearns, Michael Alix; la entidad ha sido criticada por dar cabida a uno de los responsables de la gran crisis crediti
El banco fue adquirido en una operación de emergencia por JP

La Fed de Nueva York contrató al ex "jefe de riesgo" del fracasado gigante de inversiones Bear Stearns como máximo asesor de regulación bancaria, lo que desató la ira entre los inversores.

Numerosos analistas dicen que el Gobierno está recompensando a Michael Alix, un individuo fuertemente involucrado en fomentar la peor crisis crediticia en generaciones, con un salario pagado por los contribuyentes.

En Bear Stearns, el banco de inversiones que colapsó en marzo y se ha convertido en un sello de la crisis de crédito mundial, Alix se desempeñó como jefe de riesgo del 2006 al 2008 y jefe global de la administración de riesgo de crédito de 1996 al 2006.

"Es como poner al zorro a cargo del gallinero", dijo Malcolm Polley, jefe de inversiones de Stewart Capital Advisors en Indiana, Pensilvania.

El nombramiento va al corazón de un creciente problema que surgió junto con los múltiples esfuerzos de rescate dirigidos a revivir al sistema financiero: pocas personas realmente saben qué había en los riesgosos bonos hipotecarios que llevaron al sistema a una paralización.

Los analistas dicen que esto hace que los esfuerzos para resolver los problemas estén expuestos a conflictos de intereses. Este ciertamente parece ser el caso en la nueva contratación de la Fed de Nueva York.

La Fed de Nueva York no quiso referirse al nombramiento de Alix.

La Fed hizo el anuncio el día de Halloween, con poca fanfarria o avisos a la prensa. Alix se desempeñará como asesor senior de William Rutledge en el grupo de supervisión del banco. Su nombramiento entró en vigor el 3 de noviembre.

Antes de trabajar en Bear Stearns, Alix pasó ocho años en Merrill Lynch, el banco de inversiones que enfrentó masivas pérdidas y fue subsecuentemente comprado por Bank of America.

La Fed no daría a conocer de inmediato cuánto ganaría Alix en su nuevo puesto. Pero muchos estrategas de inversión en todo el país dijeron que darle incluso un solo centavo sería demasiado.

"Debería al menos hacerlo pro bono", dijo Beth Malloy, estratega de mercado de bonos de Briefing.com en Chicago.

Ahora ve
No te pierdas