Pelosi respalda ayuda a las automotrices

La presidenta de la Cámara de Representantes pidió ayuda financiera para la industria automotor apoya el proyecto de ley que facilitaría la inclusión de las empresas al rescate financiero de
WASHINGTON (AP) -

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, pidió este martes una "ayuda financiera de emergencia y limitada" para la industria automotora, la cual sería completada dentro de unos días. Cinco días después de los nefastos resultados financieros anunciados por General Motors Corp. y Ford Motor Co., Pelosi respaldó un proyecto de ley que facilitaría la inclusión de las empresas automotoras en el programa de rescate financiero de 700,000 millones de dólares aprobado por el Congreso en octubre.

En una declaración escrita, la representante demócrata de California dijo que la ayuda es necesaria "a fin de evitar la quiebra de una o más de las grandes empresas estadounidenses fabricantes de automotores, lo que tendría un impacto devastador en nuestra economía, especialmente entre los hombres y mujeres que trabajan en esa industria".

"El Congreso y el gobierno (del presidente George W.) Bush deben adoptar medidas inmediatas", agregó la legisladora.

La situación de la industria atrajo la atención de la Casa Blanca y del presidente electo Barack Obama, así como de los legisladores.

La semana pasada, Obama presionó al gobierno de Bush para que ayude a la industria, y el lunes trató el tema con el mandatario durante su visita a la mansión presidencial.

Personas familiarizadas con la conversación dijeron que el mandatario respondió que está dispuesto a escuchar sugerencias.

Antes de postergar sus sesiones de cara a los comicios por la presidencia, el Congreso aprobó una legislación que destina 25,000 millones de dólares en créditos garantizados por el gobierno para las empresas automotoras, a fin de que produzcan vehículos más eficientes.

Desde entonces, los ejecutivos del ramo y los dirigentes del sindicato United Autoworkers (Trabajadores Unidos) pidieron fondos adicionales para evitar la posible bancarrota de una de las industrias básicas de Estados Unidos, incluyendo 50 millones de dólares adicionales para cubrir el pago del seguro médico de unos 780,000 jubilados y sus familias.

GM y Ford dijeron la semana pasada que entre ambas gastaron de sus reservas en metálico 14,600 millones de dólares en los últimos tres meses.

Ford dijo que eliminará más de 2.000 puestos de trabajo de su personal asalariado.

La declaración de Pelosi no mencionó la cuantía que debe incluir el plan de ayuda.

Ahora ve
No te pierdas