Compañías mexicanas aprovechan ‘rescate’

Datos de Banxico muestran que las empresas recaudaron 12,000 mdp durante la semana pasada; las firmas utilizan la deuda de corto plazo para cubrir sus costos y financiar sus obligaciones
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Empresas de México están recaudando efectivo nuevamente en el mercado de papel comercial después de que el gobierno comenzó a respaldar parcialmente su deuda con garantías, sin embargo la falta de liquidez promete afectar el crecimiento económico del país.

Empresas privadas recaudaron cerca de 12,000 millones de pesos (924 millones de dólares) en los mercados de crédito de corto plazo la semana pasada, según datos del Banco de México (Banxico).

Esto es cerca de seis veces el monto recaudado en la semana que finalizó el 17 de octubre, cuando los temores sobre la crisis financiera global aumentaron a tal grado que los inversionistas rehusaron comprar papel comercial de grandes empresas mexicanas como la gigante cementera Cemex.

"Se está regresando a la normalidad el mercado pero aún no por completo", dijo Guillermo Rodríguez, quien administra unos 25,000 millones de pesos en Actinver-Lloyd en Ciudad de México.

Las compañías utilizan deuda de corto plazo para cubrir sus costos de operación diarios como la nómina y para financiar sus obligaciones de mayor plazo.

Si no tienen acceso a deuda de corto plazo, las compañías ven más difícil crecer, crear empleos y estimular la economía local, la cual según el banco central se expandiría entre 0.5 y 1.5% en el 2009, frente al 2.0% esperado para este año.

Los problemas en el mercado de deuda corporativa de corto plazo iniciaron el mes pasado cuando un desplome del peso mexicano golpeó a varias compañías mexicanas que tenían fuertes apuestas en derivados.

La cadena minorista Comercial Mexicana (Comerci) solicitó a la corte protección contra sus acreedores, mientras que Cemex dijo que su posición en derivados bajó a un saldo negativo de 500 millones de dólares.

La noticia congeló a los mercados de crédito locales, y Cemex y otras grandes compañías no pudieron colocar más de 1,000 millones de pesos en la semana que terminó el 17 de octubre.

Pronto, el gobierno anunció un plan por 50,000 millones de pesos para garantizar parcialmente emisiones de deuda de corto plazo, lo que reactivó al congelado mercado.

Pero el monto de la deuda que se colocó recientemente se mantiene por debajo de lo normal ya que no todas las compañías han podido obtener todo el financiamiento que deseaban.

La semana pasada, Cemex colocó 420 millones de pesos en deuda de los 497 millones que ofreció.

También los inversionistas están demandando tasas de interés más altas. Las empresas pagarán una tasa de interés promedio de 10.66% por el dinero que tomaron prestado la semana pasada en los mercados de corto plazo, casi dos puntos porcentuales más que dos meses atrás, según datos del banco central.

"Suma eso y va a golpear el crecimiento", dijo el director de Standard & Poor's de México, Víctor Herrera.

Los fondos de pensión locales, que se han refugiado en deuda gubernamental, necesitan regresar al mercado de deuda corporativa de corto plazo para que se mejore más, dijo Herrera.

En la subasta de valores gubernamentales del martes, la tasa referencial de Cetes (Certificados de la Tesorería) a 28 días cayó dos puntos básicos frente al nivel de la semana previa al 7.08%.

 

Ahora ve
No te pierdas