GM, Ford y Chrysler lanzan alerta en EU

Los jefes de las armadoras estadounidenses hablaron ante legisladores para solicitar apoyo; GM dijo que el rescate es necesario para evitar un ‘colapso catastrófico’ en la economía de EU.
Alan Mulally, presidente ejecutivo de Ford, anunció mayores  (Foto: )
WASHINGTON/NUEVA YORK (CNN) -

Los presidentes ejecutivos de las automotrices General Motors, Ford y Chrysler testificaron el martes ante la Comisión de Bancos del Senado de Estados Unidos para solicitar ayuda financiera que les permita sortear la crisis que enfrentan.

El presidente ejecutivo de GM, Rick Wagoner, dijo que se necesita de un rescate a las automotrices para salvar a la economía de Estados Unidos de un "colapso catastrófico".

Wagoner dijo que GM prevé recortar en un 35% sus costos estructurales anuales en América del Norte, o en entre 14,000 millones y 15,000 millones de dólares para el 2011.

El presidente ejecutivo de Ford, Alan Mulally, dijo que a compañía aplica a los préstamos federales de reestructuración, sin ofrecer un monto.

Mulally dijo que la industria automotriz de Estados Unidos "ha cometido errores en el pasado" y que prevé una "significativa" presión en el volumen de ventas durante la primera mitad del 2009.

Mulally dijo que Ford planea recortar la producción de más de 210,000 unidades en el cuarto trimestre frente al mismo lapso del año pasado.

Bank of America apoya rescate

El presidente ejecutivo de Bank of America, Kenneth Lewis, dijo el martes que respaldaría un rescate para la industria automotriz estadounidense si el público de ese país lo respalda, pero añadió que no todas las tres grandes automotrices de Detroit deberían sobrevivir.

Señaló que cualquier paquete de rescate debe basarse en la viabilidad y sustentabilidad para hacer que las tres automotrices estadounidenses compitan frente a sus rivales alemanes y asiáticos.

"La primera cosa sería que ellas (las automotrices estadounidenses) reconozcan que hay demasiadas automotrices y que es necesaria una consolidación", comentó Lewis.

"Solo estoy tratando de asegurar que la industria (automotriz estadounidense) sobreviva", añadió.

 

Ahora ve
No te pierdas