Europa también evalúa rescate automotriz

La Unión Europea discute el otorgamiento de apoyo económico a los fabricantes de autos; pero considera que otros sectores también han sido golpeados por la crisis y requieren ayuda.
BRUSELAS/PARÍS (CNN) -

La Unión Europea evalúa brindar apoyo a sus atribuladas automotrices, pero el ejecutivo del bloque difirió el martes respecto a la magnitud de la misma, debido a que otros sectores también han sido golpeados por la desaceleración económica.

El comisario de Industria de la UE, Guenter Verheugen, expresó su apoyo a una oferta de Alemania para ayudar a la unidad Opel de la automotriz estadounidense General Motors, pero otros en Bruselas insistieron que no debe darse una atención especial a las fabricantes de autos.

"No puedes comparar el sector automotor con el sector financiero", dijo la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, en referencia a los masivos rescates brindados el mes pasado por Gobiernos del bloque a bancos clave en medio de la crisis financiera.

Fuentes de la UE dijeron que la Comisión Europea propondrá la próxima semana maneras para ayudar a la industria automotriz como parte de un paquete de estímulo económico más amplio para lidiar con la peor crisis financiera de los últimos 70 años.

Pero cualquier ayuda sería temporal y deberá cumplir con las estrictas reglas de ayuda del bloque y estar estrechamente vinculada con metas como mejorar el desempeño ambiental del sector, dijeron las fuentes a Reuters.

"Lo que no sucederá el miércoles (de la próxima semana) es una propuesta de subsidios tradicionales", precisó una fuente de la UE cercana al tema, quien pidió no ser identificada porque las negociaciones sobre los detalles exactos del paquete aún están en curso.

"Cualquier respaldo al sector automotor tendría objetivos (específicos), medidas temporales ligadas a ciertas metas, no la repartición de ayuda tradicional por miles de millones (...) la ecología es ciertamente un elemento importante", indicó la fuente.

Apoyos

La presión para que los líderes europeos ayuden a gigantes de la industria como Peugeot, Renault, Volkswagen y Fiat aumentó luego de que los senadores demócratas de Estados Unidos propusieron el lunes un programa de préstamos de 25,000 millones de dólares para los fabricantes de autos de ese país.

Las automotrices han reforzado sus pedidos para una ayuda de hasta 40,000 millones de euros (50,500 millones de dólares) para contrarrestar el desplome de la demanda ocasionado por la profunda desaceleración, similar a la brindada a los bancos golpeados por la contracción crediticia.

Las ventas de autos han caído fuertemente a medida que se agudiza la crisis financiera mundial.

En Europa occidental, los registros de autos nuevos cayeron un 15.5% en octubre, a poco más de 1 millón de vehículos, arrastrados por resultados extremadamente pobres por parte de Peugeot, Opel, Renault y Toyota.

Pero muchos dentro de la Comisión Europea son reacios a comenzar a firmar "cheques en blanco" para la industria porque eso abriría las puertas a pedidos similares, dando la impresión de que Bruselas es una salvación para las industrias atribuladas.

"Si tu sistema financiero ya no funciona, entonces está acabado. Ese fue nuestro incentivo para dar una medicina a su circulación", dijo Kroes en París, en una explicación de por qué la UE utilizó 2.2 billones de euros (2.78 billones de dólares) para rescatar a los bancos.

"La industria automotriz no será la última (que sufre dificultades), puedes estar seguro de eso, pero debemos mirar las lecciones dejadas por las instituciones financieras", agregó.

Ahora ve
No te pierdas