Chrysler Financial cierra oficinas

La división financiera anunció que cerrará en Montreal, Calgary y Windsor, en Canadá; informó que consolidará sus operaciones en Toronto y despedirá a 145 empleados para reducir cos
MONTREAL (Notimex) -

La división financiera de Chrysler Corp. anunció este martes que cerrará oficinas en Canadá para "reducir costos", lo que provocará el despido de la mitad de sus empleados. Chrysler cerrará sus oficinas en Montreal, Calgary (Alberta) y Windsor (Ontario), consolidará sus operaciones en Toronto y despedirá a 145 empleados.

Chrysler, junto a General Motors y Ford Motor Co., están en una gravísima situación financiera y las tres compañías han efectuado miles de despidos y cerrado varias de sus plantas en Canadá, donde el 80% de los automotores producidos son exportados al mercado estadounidense.

El primer ministro de Ontario, Dalton McGuinty, afirmó este martes que "es posible" que vaya a la quiebra al menos uno de los tres fabricantes de automóviles basados en Detroit, y que estaba trabajando para prevenir esa eventualidad.

McGuinty recordó que una quiebra afectaría no sólo a los trabajadores de la firma, sino a sus comunidades, a la economía canadiense y a los fabricantes japoneses que también están establecidos en Ontario.

Alertó que hay quienes argumentan que se debe dejar que el problema de iliquidez de esas firmas se arregle yendo a la quiebra y usar la protección de la Corte para reestructurar las operaciones. Sin embargo, añadió que es preferible no tener que lidiar con esa opción y afirmó que "quizás eso suceda".

Los productores japoneses que ensamblan en Ontario tuvieron una reunión con McGuinty para expresar su preocupación por el efecto que tendrá la crisis de los fabricantes de Detroit sobre los manufactureros de autopartes.

Honda y Toyota Canadá temen que los abastecedores de autopartes sufran un golpe y queden vulnerables, y que eso amenace la capacidad de esos manufactureros para abastecer a Honda y Toyota.

El ministro de Industria de Canadá, Tony Clement, afirmó este martes que el sindicato de Trabajadores Canadienses del Automóvil (TCA) deberá cooperar en cualquier programa del gobierno para el sector automovilístico.

El presidente del TCA, Ken Lewensa, afirmó al diario canadiense National Post que el sindicato no aceptaría más despidos ni bajas de salario como parte de un paquete de ayuda a los fabricantes de automóviles.

El ministro Clement viajará esta semana a Washington y Detroit para participar en conversaciones sobre la demanda de ayuda de los tres fabricantes de automotores.

En Ottawa hay interés en una "acción conjunta" con Washington en el tema de una eventual ayuda a los tres grandes fabricantes norteamericanos.

Ontario teme que si Canadá no participa en este plan de ayuda que Estados Unidos dará a esa industria, en un momento u otro, los fabricantes desertarán de Ontario para establecerse en Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas