Gran Bretaña rescata a banco RBS

El gobierno tomó el 57.9% de Royal Bank of Scotland tras el fracaso en la captación de recursos los accionistas sólo compraron el 0.24% de las acciones ofrecidas por el banco británico.
El gobierno británico salió al rescate de Royal Bank of Scot  (Foto: )
LONDRES (CNN) -

El británico Royal Bank of Scotland (RBS) dijo el viernes que el gobierno compró una participación de 57.9% en el grupo, luego de que inversores privados tomaran muy pocas de las acciones ofrecidas por la entidad.

La decisión es un nuevo intento de un estado europeo por fortalecer el golpeado sistema bancario y contener el impacto de la crisis crediticia global.

Además, eleva la exposición de los contribuyentes británicos al sector tras la estatización de dos financieras menores durante este año.

RBS dijo que los inversionistas tomaron sólo un 0.2% de los títulos ofrecidos -incluidas las compras de miembros del directorio- y que el gobierno se quedó con las 22.800 millones de acciones restantes, por 15,000 millones de libras (23,000 millones de dólares)

Bruce Packard, analista de Evolution Securities, dijo: "Los diarios del fin de semana se llenarán de esto, pero no sorprendió a nadie (...) Se esperaba porque el precio de la acción era menor al precio de sus títulos con derechos".

Gran Bretaña también está comprando 5,000 millones de libras de títulos preferenciales de RBS, y está lista para tomar grandes participaciones en Lloyds TSB y HBOS, que se fusionarán bajo un plan de rescate de 37,000 millones de libras anunciado en octubre.

UK Financial Investments, la firma creada por el gobierno para manejar sus participaciones en bancos, contrató el jueves a John Crompton de Merrill Lynch, un experimentado banquero de los mercados de capitales, para idear y ejecutar una estrategia para la venta de las tenencias.

De todos modos no se esperan ventas hasta que se recuperen los mercados, con lo que el estado retendrá las acciones por varios años, según los analistas.

Stephen Hester, presidente ejecutivo de RBS, señaló: "Lamentamos que los accionistas existentes no tomaran sus derechos preventivos, pero entendemos el ánimo de mercado hacia el sector bancario".

"Tenemos que dejar atrás al pasado y seguir adelante con un claro enfoque en lo que tenemos que hacer ahora. Todavía subsisten incertidumbres y desafíos sustanciales que están fuera de nuestra control, pero estamos trabajando por ello", agregó.

RBS, que solía ser el segundo mayor banco británico, se quedó con poco capital como resultado de robustas amortizaciones frente a títulos respaldados por deudas.

La adquisición de partes de su rival holandesa ABN AMRO, el año pasado, presionó aún más a sus reservas de capital.

Ahora ve
No te pierdas