Cigarros suben por impuestos y tabaco

Philip Morris justificó el aumento en el precio de sus cigarrillos por la tasa del IEPS a 160%; adicionalmente los costos del tabaco se elevaron en 12.5%, según la empresa.
Las empresas podrán ser demandadas por publicidad sobre los
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los cigarros registraron esta semana uno de los mayores aumentos de precios, 11.5% en promedio, debido al incremento en la tasa impositiva y en el costo de su principal materia prima, informó uno de los principales productores de cigarrillos del mundo, Philip Morris.

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aumentará a 160% a partir del primero de enero de 2009, desde el 150% que se encontraba vigente en este año.

El Congreso mexicano aprobó en 2006 un aumento gradual al IEPS desde el 140% al 160% durante tres años, el cual concluye en 2009.

El gobierno federal aumentó en 6% el cobro de IEPS en los primeros nueve meses del año debido a “la evolución favorable de la recaudación por tabacos labrados y cerveza y la entrada en vigor del impuesto especial a juegos y sorteos”, dijo la Secretaría de Hacienda en su último reporte trimestral de finanzas públicas.

Los ingresos procedentes de los impuestos al tabaco son más de 4,000 veces mayores que los gastos en el control del tabaco en los países de ingresos medianos y más de 9,000 veces mayores en los países de ingresos bajos, según la Organización Mundial de la Salud.

Adicionalmente, la cigarrera registró un aumento de 12.5% en los precios del tabaco.

Philip Morris informó a sus clientes que la cajetilla de una de sus principales marcas subió a 28 pesos por cajetilla, desde los 25 pesos.

Los cigarros de la marca Marlboro, Broadway y Benson & Hedges subieron tres pesos, mientras que los Delicados, en su presentación de 24, pasaron de 18 a 20 pesos y los Faros pasaron de 12 a 14 pesos.

Sin revelar cifras, Philip Morris dijo que el consumo de tabaco en México, y en todo el mundo, mantiene una tendencia a la baja, por lo que la compañía mantiene una estrategia diferente de crecimiento.

“Lo que tratamos es de ganar participación de mercado que hoy tenemos un 65%, buscamos atraes a los fumadores de la competencia”, dijo Juan de Dios Bátiz, director de asuntos corporativos de Philip Morris.

La compañía asegura haber ganado este año entre 1 y 1.5 puntos porcentuales de participación de mercado.

Ley antitabaco

El consumo de tabaco en establecimientos cerrados permanece como una oportunidad para las tabacaleras una vez que el Senado de la República analiza modificar la Ley General del Control del Tabaco, que entró en vigor en agosto pasado, para eliminar la palabra “tendrán” por “podrán” en la parte que obligaba a los restaurantes a tener áreas destinadas a fumadores.

Incluso se espera que se elimine la prohibición de dar servicio de alimentos y bebidas en las áreas de fumar como se establece en la llamada ley antitabaco aprobada este año por el Congreso.

“Esto dará oportunidad al propietario del establecimiento decidir que tipo de cliente quiere, al tiempo que se entienden las preocupaciones de las autoridades de salud para tomar medidas”, dijo Bátiz.

Ahora ve
No te pierdas