Las tecnológicas buscan directivos

Microsoft, Yahoo y quizá Google tienen puestos vacantes de alto perfil; el problema es encontrar a alguien que quiera sustituir a Jerry Yang o tal vez a Eric Schmidt.
"En nuestro negocio el tiempo es oro", dijo Schmidt quien qu
Michael V. Copeland y Adam Lashinsky

Aparentemente en Silicon Valley no le temen al vacío de poder, pues saben que cubrir las vacantes en cargos directivos no es una cuestión sencilla.

Justo ahora Jerry Yang deja la presidencia de Yahoo y Microsoft está buscando a alguien que dirija su división online. Además, se rumora que una importante vacante pronto se abrirá en Google.

Pero primero vayamos a los dos primeros puestos. Yahoo mantiene su posición en el mundo de Internet y Microsoft necesita desesperadamente hacerse de un espacio en ese mismo mundo.

Dicho lo anterior, pensaríamos que es fácil cubrir esos dos cargos de alto perfil en la industria tecnológica, pero no lo es. Tan no lo es que Yang lleva 17 meses en una posición incómoda y la división MSN no tiene director desde julio, cuando Kevin Johnson dejó la compañía para unirse a las filas de Juniper.

Ambas compañías ha tenido sus propios problemas así como un enemigo en común: Google. Yahoo lidera el sector de la publicidad online pero no puede rivalizar con Google como motor de búsqueda. Y pese a que Yahoo ya ha recortado personal, quien sustituya a Yang deberá hacer aún más ajustes. Para Microsoft, el problema no es la planta laboral, sino la agenda.

Las dos empresas tienen dificultades para encontrar y contratar a un directivo debido a la complejidad de las funciones que desempeñaría. “Los buenos empresarios temen entrar a estas organizaciones, donde tiendes a estancarte” explica Paul Gardi, quien ocupó un cargo importante en IAC Advertising Solutions y contribuyó a fundar la compañía de música Project Playlist.

Ahora vayamos con Google. Su CEO Eric Schmidt frecuentemente se reúne con el equipo económico del presidente electo y muchos creen que podría terminar ocupando un puesto en la administración de Obama. Aunque Schmidt ha rechazado que formará parte de la Casa Blanca, en Silicon Valley no se habla de otra cosa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Google le ha dado a Schmidt miles de dólares como pago y una reputación empresarial a escala mundial. Pero por primera vez en su corta historia, la empresa enfrenta algunos retos económicos y el precio de sus acciones ha bajado. “¿Puede irle mejor quedándose en Google? Quedarse quizá perjudique su legado. Y tiene la opción de irse a Washington y ayudar a dirigir el país, eso es más atractivo”, comenta Jeff Bonforte, ex vicepresidente de Yahoo search y CEO de la firma informática Xobni.

Pero digamos que Schmidt realmente desea seguir en Silicon Valley, lo que necesitaría entonces es un reto mayor. Si Schmidt quiere ser un héroe, he aquí una misión: dirigir a Yahoo. Porque el valiente que salve a esa empresa, o que simplemente la mantenga a flote hasta que pueda venderse, gozará de una gloria bien merecida.

Ahora ve
¿Te imaginas que te pagaran por irte a trabajar en bicicleta eléctrica?
No te pierdas
×