La bancarrota no es alternativa: GM

Directivos de la automotriz expresaron su confianza en que el rescate pueda salvar a la industr el Congreso de EU podría votar la ayuda a la industria la próxima semana.
WASHINGTON (AP) -

Fritz Henderson, ejecutivo de General Motors, indicó el miércoles que la bancarrota no es una alternativa viable para las empresas automotrices, y afirmó que el plan de contingencia que será presentado esta semana al Congreso estadounidense salvará a la industria del automóvil.

Mientras tanto, en Detroit, los dirigentes del sindicato automotor (UAW por sus siglas en inglés) efectuaban una reunión de emergencia para analizar las concesiones que podrían ofrecer para facilitar que las tres empresas obtengan fondos públicos.

Henderson, presidente y director gerente de operaciones de General Motors, reconoció que las tres grandes firmas de Detroit presentaron indebidamente su petición de recibir fondos del erario cuando acudieron el mes pasado ante el Congreso.

Henderson, entrevistado el miércoles por la mañana por la cadena de televisión NBC, reconoció que "no fue nuestro mejor momento" su comparencia ante los legisladores federales. Además, concordó que fue un error que los directivos de las tres empresas llegaran a Washington en sus aviones de lujo privados.

Empero, Henderson afirmó que las tres empresas cuentan ahora con un plan mejorado y detallado y que sus ejecutivos fueron despachados ya a la capital estadounidense para que informen de antemano a los legisladores antes de las audiencias oficiales del jueves y el viernes.

Los líderes legislativos examinan ahora tres planes separados al mismo tiempo que consideran la posibilidad de convocar la próxima semana a los legisladores de vuelta a Washington a una sesión especial para que voten sobre los planes de rescate.

Los dirigentes sindicales convocaron la reunión el lunes por la noche en un correo electrónico, copia del cual fue obtenida por The Associated Press.

Los representantes laborales de GM, Ford y Chrysler asistirán al encuentro, seguido por otro separado de los líderes sindicales de GM.

Estarán además presentes los miembros del comité que el año pasado negoció los contratos laborales de GM, Chrysler y Ford.

Para calmar los ánimos de algunos legisladores opuestos al rescate gubernamental, los presidentes de las tres firmas prometieron trabajar por un dólar al año hasta que amaine la crisis.

El mes pasado, los ejecutivos de las tres firmas no lograron convencer a los legisladores para que les otorgaran 25,000 millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses en créditos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, les ordenaron que volvieran con un plan detallado que incluyera la eliminación de los cuantiosos salarios de sus directivos y garantías de que el erario recuperará esos fondos.

Ahora ve
No te pierdas