GM admite ‘traicionar’ a consumidores

La automotriz lanzó una publicidad en la que reconoce haber decepcionado a los estadounidenses; la Casa Blanca espera que este lunes sea aprobado el rescate para el sector automotor.
GM asegura que fue golpeada por fuerzas que estaban más allá
DETROIT/WASHINGTON (CNN) -

General Motors publicó este lunes una publicidad inusualmente franca en la que reconoce que "decepcionó" e incluso "traicionó" en algunas oportunidades a los consumidores estadounidenses, mientras realizaba presión para lograr la ayuda federal para mantenerse a flote el mes próximo.

La publicidad impresa marcó un quiebre abrupto de la postura pública de GM de apenas unas semanas atrás, cuando buscó justificar su demanda por una asistencia del gobierno estadounidense sobre la base de que la crisis del crédito había socavado su negocio de manera que los ejecutivos nunca pudieron prever.

También se produce en momentos en que el presidente ejecutivo Rick Wagoner, que lidera la automotriz desde el 2000, enfrenta nuevas presiones para renunciar, mientras GM busca hasta 18,000 millones de dólares de fondos federales.

"Aunque aún somos líderes de ventas en Estados Unidos, reconocemos que los hemos decepcionado", dijo la publicidad. "En algunos momentos hemos violado su confianza dejando que nuestra calidad cayera por debajo de los estándares de la industria y que nuestros diseños se volvieran mediocres", añadió.

La carta abierta titulada "Compromiso de GM con el pueblo Americano", que no lleva firma, se publicó en el diario Automotive News, ampliamente leído por ejecutivos de la industria, grupos de presión y personas con información confidencial.

"Hemos proliferado nuestras marcas y redes de concesionarios hasta el punto en que perdimos el enfoque adecuado sobre el central mercado estadounidense", dijo la publicidad. "También predispusimos nuestro mix de productos hacia las camionetas pick-up y vehículos utilitarios deportivos".

Pero GM también dice en la publicidad que fue golpeada por fuerzas que estaban más allá de su control mientras trataba de completar una reestructuración a comienzos de este año.

"Pese a movernos rápidamente para reducir nuestros gastos planeados en más de 20.000 millones de dólares, GM se encontró a si misma precaria y espantosamente cerca de quedarse sin efectivo", dice la publicidad.

Un colapso de GM profundizaría la actual recesión y pondría "millones de empleos en riesgo", según la publicidad, la cual también destaca que la promesa de la automotriz de reestructurarse y su intención de repagar a los contribuyentes en el 2011.

El portavoz de GM, Greg Martin, dijo que la publicidad era un intento de la automotriz de hacer "una promesa directamente al público".

"Creemos que necesitamos hacer este compromiso sin filtros debido a que buena parte de los comentarios de los medios no han seguido el ritmo de nuestro actual progreso de transformación de la empresa", dijo Martin.

Prevén acuerdo

La Casa Blanca dijo que se lograron avances en las negociaciones que sostienen los líderes del Congreso para finalizar un paquete de rescate para las atribuladas automotrices del país y que se podría concretar un acuerdo tan pronto como el lunes.

La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo que el gobierno apoya la idea de que el presidente George W. Bush designe un "asesor" con el poder de determinar la viabilidad de las fabricantes de autos, así como una propuesta para dar a las mismas cerca de 15,000 millones de dólares en préstamos federales si muestran sus planes de reestructuración.

"Se logró un progreso durante el fin de semana", afirmó Perino a periodistas, aunque agregó que el tema más espinoso se centra en que la Casa Blanca aún desconoce cuáles serán los términos de su legislación.

Ahora ve
No te pierdas