Sony eliminará 8,000 empleos

La empresa aplicará el recorte más grande que ha anunciado una compañía asiática durante la cri analistas dijeron que Sony no tiene negocios fundamentales que generan ganancias estables.
TOKIO (CNN) -

La japonesa Sony anunció este martes que recortará un 4% de su plantilla, reducirá inversiones y se retirará de negocios no rentables para ahorrar 1,100 millones de dólares al año, luego de que la crisis financiera afectara la demanda por sus productos electrónicos.

El recorte de 8,000 empleos es el más grande que ha anunciado una firma de Asia durante la crisis y resalta los desafíos que enfrenta Sony, que se ha quedado detrás del iPod de Apple en música portátil y que está perdiendo dinero con sus televisores de pantalla plana.

Pero varios analistas cuestionaron que los recortes sean suficientes para poner a punto a un imperio que abarca desde semiconductores hasta películas y seguros. Además, serían riesgosos, porque implican una menor inversión en crecimiento a futuro.

"El número suena grande, pero esta reducción de personal no será suficiente. Sony no tiene negocios fundamentales que generan ganancias estables", dijo Katsuhiko Mori, gerente de fondos en Daiwa SB Investments.

"Luego de la reducción de plantilla, lo próximo que desearemos ver es cuál será el negocio que impulsará a la compañía", agregó Mori.

Sony no es la única que sufre. Su rival local Panasonic bajó en noviembre su meta de utilidades, mientras que la coreana Samsung Electronics dijo el lunes que reducirá sus inversiones y advirtió que se vienen tiempos duros.

Las acciones de Sony, que se han desplomado un 70% en lo que va del año.

Sony, fabricante de los televisores de pantalla plana Bravia y las consolas de juegos de video PlayStation, dijo en octubre -cuando redujo en más de la mitad su pronóstico anual de beneficios operativos- que debería cerrar algunas plantas, reducir el gasto de capital y despedir empleados.

La reestructuración es un retroceso para el presidente ejecutivo Howard Stringer, quien había implementado una gran reestructuración tras tomar el mando en el 2005 y hasta hace poco parecía haber puesto a la compañía en pista de recuperación.

También da cuenta del panorama negativo para Sony y sus rivales durante la temporada de compras de fin de año, a medida que la crisis financiera se transforma en una amplia recesión que ya cubre a Estados Unidos, partes de Europa y Japón.

Sony, junto con otros exportadores japoneses, también ha sufrido con el avance del yen a máximos de 13 años en los últimos meses, lo que reduce el valor de sus ganancias y la vuelve menos competitiva en los mercados extranjeros.

En cambio, sus rivales surcoreanos Samsung y LG Electronics han encontrado cierto alivio en la debilidad del won.

Ambas compañías han ajustado la producción para lidiar con una caída en la demanda y han dicho que no planean eliminar empleos, pero los analistas no están seguros de ello.

"Los fabricantes de electrónica japoneses sufren más que sus rivales en Corea del Sur debido a la fortaleza del yen", dijo Lee Min-hee, analista de Dongbu Securities en Seúl.

"Pero en el futuro, los fabricantes coreanos podrían considerar medidas más drásticas", añadió.

Sony indicó que retrasará sus planes de aumentar la producción de televisores de pantalla de cristal líquido (LCD) en Eslovaquia.

También reveló que planea reducir el número de centros de manufactura en 10%, mediante la consolidación de fábricas en regiones de bajo costo y subcontratando la producción. Las medidas incluirán el cierre de una planta de cassettes de video en Francia.

Sony, que emplea a unas 186,000 personas en el mundo, dijo que también recortará 8,000 empleos estacionales y temporales.

Ahora ve
No te pierdas