AIG podría retrasar su venta de activos

El presidente de la firma dijo que la volatilidad en los mercados podría frenar las operaciones Edward Liddy dijo que la crisis económica dificulta que las empresas enfrenten desinversiones.
HONG KONG (CNN) -

La aseguradora AIG, que intenta deshacerse de activos en todo el mundo tras haber sido rescatada por el Gobierno estadounidense, dijo el jueves que la turbulencia en los mercados podría demorar las transacciones aún cuando hay fuerte interés por algunos de ellos.

En septiembre, el Gobierno evitó que American International Group (AIG) cayera en bancarrota y le dio una ayuda financiera que ya suma 152,000 millones de dólares.

"Estos son tiempos desafiantes para encarar desinversiones", dijo el jueves el presidente ejecutivo de la firma, Edward Liddy, en una presentación a la Cámara Americana de Comercio en Hong Kong.

El directivo sostuvo que podría cambiar el ritmo y el orden de la venta de activos, y que los anuncios sobre ciertas transacciones podrían demorar algunos meses o más.

Después del discurso, Liddy dijo que al menos en Asia no esperaba encontrarse con compradores potenciales hasta enero.

La necesidad de conseguir cada vez más avales como garantías por los títulos hipotecarios en problemas dejó a AIG con profundas pérdidas durante los últimos cuatros trimestres.

Tras el rescate, AIG necesita eliminar o vender participaciones en negocios en todo el mundo. Tiene 74 millones de clientes y 116,000 empleados en 130 países.

Interés

Liddy destacó International Lease Finance Corp, la división de la empresa que hace contratos de leasing para aeronaves y que es vista como una de las más atractivas de los activos de la compañía a la venta.

Liddy dijo el jueves que hay un "gran" interés en la unidad.

Este fue el primer viaje internacional de Liddy, que abandonó su retiro para tomar las riendas de AIG hace tres meses.

Las divisiones de seguros de la firma en Asia llamaron la atención de una larga lista de potenciales compradores.

Liddy dijo que estaba en Hong Kong para hablar con los empleados de AIG y los banqueros de inversión que operan las ventas de esas unidades.

Al final de su discurso, Liddy respondió una pregunta acerca de la velocidad a la cual AIG repagaría los 152,000 millones de dólares.

Pero el ejecutivo aclaró que a la firma no se le prestó todo ese monto, sino que el gobierno federal le concedió un préstamo de 40,000 millones de dólares que podría ampliarse a 60,000 millones de dólares.

 

Ahora ve
No te pierdas