Cemex busca recobrar la confianza

La cementera no pudo concretar un canje de deuda que oscilaba los 5,675 millones de pesos; ahora necesita reestructurar esa cifra para recuperar la credibilidad entre sus accionistas.
Cemex inició el procesos para reestructurar sus pasivos. (Ar
MONTERREY (CNN) -

Tras el deslucido refinanciamiento esta semana de una deuda local, la cementera mexicana Cemex necesita a toda costa reestructurar una deuda de 6,000 millones de dólares en el 2009 para recuperar la confianza de los inversores en medio de la crisis financiera mundial.

Las acciones de la cementera cayeron en noviembre a un mínimo anual de 5.55 pesos, golpeadas por las preocupaciones de los inversores ante el alto endeudamiento de la empresa, la caída de la demanda de cemento por la recesión en Estados Unidos y las pérdidas en derivados generadas por la crisis financiera global.

Cemex, la tercera mayor cementera del mundo, intercambió el miércoles menos de la quinta parte, o 970 millones de pesos, de los planeados 5,675 millones de pesos (430 millones de dólares) en deuda local de corto plazo.

Y para el 2009 le esperan vencimientos de deuda con bancos por 6,000 millones de dólares. Aunque los analistas lo ven con optimismo, muchos inversionistas fruncen el ceño y sus acciones seguirían siendo castigadas.

"Estimamos que Cemex podría obtener una respuesta positiva de los bancos para diferir (el vencimiento de) al menos 3,000 millones de dólares", dijo en un reporte Credit Suisse. "Todos los ojos estarán sobre los resultados de esas negociaciones", agregó.

Cemex, cuya administración es conocida por reducir rápidamente su deuda tras sus adquisiciones, empezó a tener problemas el año pasado luego de comprar a la productora australiana de materiales de construcción Rinker.

La adquisición disparó sus niveles de deuda y aumentó su participación en Estados Unidos, su principal mercado, en los albores de la feroz crisis financiera.

Desde entonces, Cemex se ha visto obligada a vender activos en Austria, Hungría y las Islas Canarias para pagar sus obligaciones. La deuda neta de la compañía a septiembre era de 16,400 millones de dólares.

Acciones, cuesta abajo

Los analistas esperan que Cemex presente el lunes su guía de resultados del cuarto trimestre, junto con un informe sobre las negociaciones que sostiene con grandes bancos para reestructurar su deuda de corto plazo.

Sus castigadas acciones se habían recuperado en las últimas tres semanas, en parte por el anuncio del plan económico del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, que se espera aumente la demanda de cemento en ese país.

"Creemos que el alza estaba justificada por el anuncio en el gasto de infraestructura en Estados Unidos, la baja valuación de la acción", dijo Gonzalo Fernández, analista de Santander en un reporte.

Pero el poco éxito logrado esta semana en su reestructuración de la deuda de corto plazo las volvió a empujar cuesta abajo y el jueves cerraron con una caída de casi el 20%, a 11.30 pesos, en la bolsa mexicana y de casi el 19%, a 8.63 dólares, en Wall Street.

Además, el pobre resultado del canje aumentó en medio punto porcentual el costo del seguro contra un posible incumplimiento de pasivos de Cemex.

La compañía afirmó el jueves en un comunicado que pagará en las fechas de vencimiento original el remanente de la deuda de corto plazo -certificados bursátiles- que no pudo canjear.

"Además de los vencimientos de deuda, creemos que una variable importante a seguir es el incremento en el costo financiero que Cemex tendrá que absorber", dijo Bancomer en un reporte, en el que calculó que el costo de las nuevas emisiones y la renovación de la deuda subirá al menos 200 puntos base en el 2009.

Al cierre del tercer trimestre, Cemex reportó 850 millones de dólares en caja y se esperaba que recibiera unos 485 millones de dólares por la venta de los activos de Austria y Hungría en el cuarto trimestre.

Ahora ve
No te pierdas