Automotrices piden ayuda a Bush

El presidente del sindicato automotor de EU criticó a los Senadores por no aprobar el rescate; se dijo complacido de que el gobierno de Bush esté dispuesto a llevar a cabo el rescate del sec
El líder sindical Ron Gettelfinger dijo que confía en que el  (Foto: )
WASHINGTON (AP) -

El presidente del sindicato automotor (UAW por sus siglas en inglés) Ron Gettelfinger expresó su complacencia que la Casa Blanca parece estar a punto de rescatar la maltrecha industria automotriz estadounidense, y acusó a los senadores republicanos que votaron en contra de los créditos de emergencia de intentar "destrozar el corazón" del sindicalismo. Gettelfinger dijo en una conferencia de prensa ofrecida el viernes en Detroit que seguramente el sindicato no tendrá que negociar con la Casa Blanca para que el sector reciba fondos federales.

"Creo que es una noticia excelente la respuesta que hemos recibido de la Casa Blanca y de la Tesorería", dijo Gettelfinger. "Ni siquiera estoy seguro de lo que significa, de qué suma hablan, o de las condiciones relacionadas con ello".

El gremialista indicó que lo importante es que la Casa Blanca facilite los fondos lo antes posible para evitar "una corrida a los bancos" de las automotrices en caso de que los suministradores de repuestos y acreedores comiencen a exigir el pago al contado por sus productos.

Gettelfinger indicó además que no cree que el sindicato tenga que negociar con la Casa Blanca ya que el gobierno de Bush aceptó el proyecto de ley asistencial aprobado por la Cámara de Representantes. Ese proyecto incluye la designación de un supervisor "extraordinario y plenipotenciario" capacitado para exigir concesiones al sindicato, acreedores, distribuidores y otras partes afectadas.

"Creo que la Casa Blanca reconoce que hemos sido muy responsables desde el punto de vista sindical", indicó.

El dirigente no quiso descartar rebajas salariales pero indicó que hay otras formas dentro del contrato entre el UAW y las empresas automotrices "para hacerlas más competitivas".

"Es más fácil meterse con el sindicato y culparle de todo", agregó.

Gettelfinger y otros funcionarios del UAW acusaron a los senadores republicanos de los estados sureños que bloquearon el plan de haber actuado en beneficio de las empresas extranjeras que establecieron plantas de montaje en sus estados.

"Creyeron que quizá pudieran matar dos pájaros con la misma piedra: disparar al corazón del sindicalismo al mismo tiempo que representan a marcas extranjeras", dijo Gettelfinger.

Ahora ve
No te pierdas