Fraude de Madoff arruina a ONG judías

La millonaria estafa arrasó lo mismo con la Fundación Elie Wiesel que con la heredera de L’Oréal; también afectó a Steven Spielberg, al senador Frank Lautenbergs y al dueño de los Mets, Fred Wilpon.
Madoff  (Foto: Archivo)
MADRID (Notimex) -

La Fundación Elie Wiesel, dedicada a luchar contra el antisemitismo, perdió casi todos sus activos debido al fraude piramidal perpetrado por el financiero Bernard Madoff, informaron medios locales.

Liliane Bettencourt, heredera del imperio cosmético L"Oréal, también resultó afectada por la estafa que cometió Bernard L. Madoff.

El diario El Mundo señaló que la Fundación Elie Wiesel, dedicada a mantener viva la memoria del Holocausto, se convirtió así en una nueva víctima de la estafa, al perder casi todos sus fondos, unos 15.2 millones de dólares.

El rotativo aseguró que fuentes de la fundación aclararon estar profundamente entristecidos y dijeron sentirse "víctimas de la que podría ser la estafa más grande de la historia".

Sin embargo, a pesar de haber perdido casi todos sus activos financieros, la fundación aseguró no sentirse desanimada "para seguir luchando contra la intolerancia, la independencia y la injusticia en el mundo".

Además agradeció por adelantado "cualquier tipo de apoyo que ayude el compromiso de continuar la labor de su fundador", el Premio Nobel de la Paz Elie Wiesel quien, junto a su esposa Marion, la creó en 1986.

La Fundación realiza programas de sensibilización en la lucha contra el antisemitismo entre jóvenes, así como competiciones y conferencias, con el objeto de mantener viva la memoria del Holocausto.

Por otra parte, decenas de asociaciones benéficas judías que estaban apoyadas por adinerados mecenas resultaron también muy afectadas por la estafa Madoff, un fraude piramidal cometido por el estadounidense que asciende a 50,000 millones de dólares.

Más de 30 de estas organizaciones, lideradas por el presidente de la red de mecenas judías, Mark Charendoff, ya se reunieron en Nueva York para actuar conjuntamente y tratar así de contrarrestar de manera más eficaz los efectos del fraude.

Charendoff dijo que se tomaron tres importantes decisiones: instaurar un espacio de información compartida, contratar un grupo de abogados para abordar conjuntamente las cuestiones legales, y establecer mecanismos de búsqueda de nuevos fondos.

Por su parte, el diario El País anotó que también resultó afectada la dueña del imperio cosmético L’Oreal, Liliane Bettencourt.

Bettencourt tenía fuertes inversiones en los fondos gestionados por Madoff. Hija del fundador de L’Oreal, Eugene Schueller, era la mayor inversora del fondo que manejaba la Access International Advisors.

Bettencourt, de 86 años, es considerada la mujer más rica del mundo, y ocupa el número 17 de la lista de Forbes en 2008.

Su fortuna se estima en unos 23 mil millones de dólares. Junto a ella, otros millonarios se vieron salpicados por la estafa.

Entre los afectados por el fraude piramidal se encuentran el cineasta estadunidense Steven Spielberg, el senador Frank Lautenbergs y el dueño del equipo de béisbol neoyorquino Mets, Fred Wilpon.

También el cineasta español Pedro Almodóvar resultó afectado a través de su productora cinematográfica, así como la empresaria española Alicia Koplowitz, o entidades bancarias como el Santander, BBVA, Banesto y Caja Madrid.

En España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores cifró en 107 millones de euros (más de 150 millones de dólares) la exposición directa de las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), 224 afectadas en total en el fraude de Madoff.

Investigan a firmas distribuidoras

La Fiscalía Anticorrupción española inició una investigación de oficio para aclarar si las entidades que distribuyeron fondos falsos de Bernard Madoff en España conocían el fraude de antemano, publicó el diario El Mundo.

El rotativo señaló que la Fiscalía Anticorrupción intenta confirmar si estas entidades son susceptibles de ser acusadas de cooperación en la gigantesca red fraudulenta, la mayor estafa piramidal de la historia.

Expuso que la investigación no sólo se dirige hacia Andrés Piedrahita, socio de la firma de asesoramiento Fairfield Greenwich, una de las entidades que más fondos de Madoff distribuyó en España.

Fuentes de la fiscalía apuntaron que "la investigación va contra todos los que distribuyeron los fondos".
El Mundo indicó que los que más volumen de dinero de inversores españoles colocaron en los fondos fraudulentos son, además del mencionado Piedrahita, el fondo Optimal y el banco privado Banif, filiales del Santander.

Entre las firmas que comercializaron los fondos contaminados se encuentra Fairfield Greenwich, representada en España por el colombiano Andrés Piedrahita, y el Santander, a través de Banif y Optimal.

 

Ahora ve
No te pierdas